sábado, 26 de octubre de 2019

La Dimensión Económica del Pensamiento Humano

En las ciencias exactas, para poder ubicar a un objeto en el espacio-tiempo, se utilizan cuatro coordenadas que son: abscisa, ordenada, cota y tiempo (x, y, z, t), que representan las cuatro dimensiones básicas usadas en la física clásica, para describir los fenómenos relativos a: posición, velocidad y aceleración, inherentes al movimiento de los cuerpos y las partículas.

Utilizando la heurística y haciendo una analogía de la física con las ciencias sociales, podríamos considerar que para poder ubicar el pensamiento del ser humano, pudiéramos establecer también cuatro coordenadas o dimensiones principales que serían: economía, política, religión y comunicación, pero que al igual de lo que ocurre con la teoría especial de la relatividad propuesta por Albert Einstein en 1905, que nos indica que en física relativista, las tres dimensiones del espacio y la dimensión de tiempo, se distorsionan por los efectos de la velocidad del objeto observado, también las dimensiones del pensamiento humano sufren distorsiones, como resultado de varias aberraciones de la manera siguiente: la economía se distorsiona por la especulación, la política se distorsiona por la corrupción, la religión se distorsiona por la pederastia y la comunicación se distorsiona por la manipulación de la información.

Emulando a la biblia para la cultura occidental, podríamos pensar que: especulación, corrupción, pederastia y manipulación de la información, son los 4 jinetes del apocalipsis actuales, que generan: hambre, muerte, guerra y ruina en la humanidad.

Pero los promotores y beneficiarios de esas aberraciones distorsionantes del pensamiento humano, son los grupos de poder: económicos, financieros, geopolíticos, religiosos e informativos, que son quienes manejan al mundo actualmente y para tal fin: escogen, designan, promueven e imponen a los "supuestos líderes visibles" a su conveniencia y los prefieren si pertenecen al grupo portador de 12 de las deficiencias humanas del tipo "I", de donde seleccionan a quienes sean más: Ingenuos, Ignorantes, Insensibles, Idiotas, Imbéciles, Incapaces, Indigentes, Indolentes, Intransigentes, Irresponsables, Irracionales e Inmorales, porque de esta forma, a esos seres pueden fácilmente: corromperlos, someterlos y manipularlos, para ser utilizados como caballos de Troya dóciles, manipulables y manipuladores, despreciando a los individuos que posean virtudes de verdaderos líderes o estadistas, con criterio e independencia de pensamiento, que sean poseedores de visiones que busquen soluciones más racionales y más universales, para resolver los problemas que afectan a las instituciones o a las naciones del planeta.

Infortunadamente, a pesar de la facilidad que ha provisto el uso de la tecnología digital actualmente para adquirir y compartir: conocimientos, experiencias e ideas a través de Internet, aún se siente la desubicación del pensamiento de los ciudadanos del mundo, quienes se apasionan y pierden su energía y su tiempo inútilmente, discutiendo y peleando por dogmas del tipo religioso o peor aún, por tendencias estériles y anacrónicas de tipo político, tales como son: socialismo, capitalismo o comunismo, que solo sirven para: manipular, confundir, dividir y hacer perder el recurso no renovable y más valioso del ser humano, que es su tiempo de vida, mientras son manipulados y estafados por: corruptos, especuladores monetarios y delincuentes financieros.

Cómo este blog está orientado hacia temas de tipo político y económico, haré un mayor énfasis en la distorsión de la economía que como ciencia social, podría considerarse que es un fracaso recurrente, teniendo en cuenta que a pesar de los avances de la humanidad en todas las demás áreas del conocimiento, aún la economía está dando tumbos, por la aplicación de malas praxis, que se basan en promover y en mantener un sistema monetario y financiero: defectuoso, decadente y delincuencial, sustentado en el uso del dinero fiduciario y en la aplicación de una regla llamada reserva fraccionaria, que permite a los bancos centrales, comerciales y universales, generar dinero en cantidades exponenciales de la nada, sin respaldo de activos reales y por ende, sin la capacidad de conservar su valor con el paso del tiempo, acción que es promovida por supuestos "expertos económicos", que están confundidos o engañados y que a su vez han engañado a los ciudadanos, al creer y al promover como un éxito económico, que el manejo de cifras nominales astronómicas de los índices bursátiles y de los precios de: activos reales o ficticios, productos, servicios y tasas de cambio, sin darse cuenta, que este modelo económico es improductivo y solo sirve para financiar: populismo, burocracia, corrupción administrativa y especulación monetaria-financiera, lo cual termina por arruinar a: personas, empresas, bancos, gobiernos y países, teniendo en cuenta que cuando todo falla, los gobernantes de los países quebrados por las mala prácticas económicas, buscan a quien culpar e invadir para expoliarlo o a quien hacerle la guerra de tipo: militar, tecnológica o comercial.

Para ilustrar lo anterior, colocaré como ejemplo de estudio a Venezuela, que fue un país muy próspero en el pasado, debido a sus recursos humanos y naturales abundantes y a los manejos monetarios honestos y estables, cuya economía se ha venido deteriorando desde 1974 hasta el presente, cuando el presidente Carlos Andrés Pérez eliminó el bolívar-oro, que había estado vigente desde 1918 hasta 1973 y que mantuvo una economía: honesta, sana y próspera, con bajos índices de desempleo, una inflación anual promedio de 1,3 % y un PIB creciente, lo que hizo al país atractivo para la inversión productiva y para la inmigración de ciudadanos de diversas latitudes geográficas, que llegaron arruinados a Venezuela durante el siglo XX, como resultado de las guerras civiles y mundiales o de los malos manejos económicos, propiciados por los gobernantes ignorantes y/o corruptos de sus países de origen.

Es interesante destacar que, en Venezuela a partir de 1974 hubo una colusión entre muchos: políticos corruptos, delincuentes financieros, especuladores monetarios, supuestos intelectuales, comunicadores sociales y supuestos expertos económicos, quienes se encargaron manipular a los ciudadanos, repitiendo y difundiendo mantras engañosos y fraudulentos, tales como son: el bolívar sobrevaluado, la enfermedad holandesa, las devaluaciones competitivas, la expansión de liquidez monetaria no genera inflación, las supuestas bondades del control de cambios con la repetición de frases tales como: “si quitamos el control de cambios nos tumban”, etc.

Con esa colusión de estafadores, se crearon las condiciones ideales para que usando el modus operandi de: pedir créditos en moneda nacional, comprar activos y/o divisas y sin trabajar ni producir nada, anular las deudas contraídas, con las devaluaciones recurrentes de la moneda y la inflación, producto de la expansión de liquidez, que obligó a quitarle 3 y 5 ceros a la moneda nacional en 2008 y 2018 respectivamente, estafando, quebrando y arruinando a: ahorristas, trabajadores, inversores de la economía real, gobiernos y bancos, quienes se descapitalizaron en términos reales o perdieron todo el poder adquisitivo de su salario, hasta llegar a una situación extrema de infra-esclavitud, donde un salario mínimo diario, solo alcanzaba para adquirir medio huevo de gallina, por lo cual se produjo una gran diáspora de talento y de capital humano y además la quiebra de todo tipo de empreas.

Cabe destacar, que desde el año 2012 el Banco Central de Venezuela estableció el convenio cambiario nro. 20, donde se permitia a los clientes manejar cuentas en moneda extranjera en la banca nacional, para tratar de que corregir el problema de la descapitalización de esos clientes por el uso de la moneda nacional envilecida, pero los bancos participantes en ese convenio cambiario, hicieron caso omiso de la flexibilización en el manejo de esas cuentas bancarias especiales y aún hoy, quienes mantienen saldos de origen honesto en divisas en esas instituciones financieras nacionales, no las pueden movilizar ni disponer de ellas, a menos que las transfieran a bancos del exterior, donde corren el riesgo de ser estafados por banqueros corruptos, que fungen como delincuentes financieros internacionales, a cuenta del bloqueo reciente de fondos hacia los corruptos que robaron al país y que a su vez fueron robados por algunos banqueros, que solo son delincuentes financieros internacionales, quienes justifican: la estafa, el robo de fondos y además castigan a todos los venezolanos sin excepción, a cuenta del "over compliance".

Cómo ya se ha demostrado ampliamente que la crisis económica de Venezuela es de origen monetario-financiero, la solución más sensata actualmente es devolverle la credibilidad y el valor a la moneda de curso legal, para lo cual hay que: dolarizar, eurizar o yuanizar completamente la economía nacional de inmediato y/o adicionalmente, en el corto plazo regresar al bolívar-oro, para conmemorar un siglo del acierto monetario del presidente Juan Vicente Gómez, quien creó esa moneda: estable, honesta y real en 1918.

Es necesario saber, que los factores de producción son: tierra, trabajo, capital, tecnología, capacidad administrativa y capacidad empresarial, pero debido al mal manejo económico, Venezuela solo dispone en el presente de tierra y trabajo y entonces en mi opinión, para recuperar: la infraestructura, los servicios y la producción del país, en vez de solicitar más créditos a los organismos financieros internacionales como son: FMI, BM, BID, otros gobiernos, etc, que podrían ser robados por: corruptos, especuladores y delincuentes financieros, sin invertirlos en algo útil para la nación, tal como ha ocurrido en el pasado tanto en Venezuela como en otros países, es preferible utilizar otras figuras con los inversores de la economía real, tales como son: asociaciones estratégicas, concesiones, privatización de empresas improductivas, devolución de empresas expropiadas a sus legítimos dueños, etc, debido a que los inversores reales internacionales pueden aportar: capital, tecnología, capacidad administrativa y capacidad empresarial y lo más importante, que es velar porque las inversiones sean: sustentables, productivas y rentables, manteniendo una relación honesta y del tipo ganar-ganar, en un ambiente de garantías y con el uso de dinero que conserve su valor, para poder remunerar con equidad y debidamente a todos los factores de la producción.
  
Para sugerirle a Venezuela una solución a la crisis económica nacional, la alternativa de regresar al bolívar-oro fue investigada libre de sesgos e intereses mezquinos por este servidor motu proprio, en el año 2012 y si se hubiera implantado en esa oportunidad una moneda respaldada y redimible con oro, las condiciones económicas del país hubieran sido de: paz, bienestar, progreso y prosperidad para todos sus ciudadanos y por tal razón, de nuevo reitero la invitación a los lectores del blog, para analizar ese interesante artículo monetario histórico, en el enlace:

Cómo Salvar a un País de su Crisis Económica          


Saludos cordiales,

Alejandro Uribe: Economía y Política

Ingeniero, Consultor de Empresas e Investigador

Publicación Inicial: Sábado, 26 de Octubre de 2019

http://auribe-economia-y-politica.blogspot.com/