Publicidad01

sábado, 1 de septiembre de 2012

La Expansión de la Liquidez Monetaria es el Cáncer de la Economía

Sir Isaac Newton es a la física, como John Maynard Keynes es a la economía. Newton formuló las leyes de la física clásica, las cuales se cumplen bajo ciertas consideraciones, pero dejan de ser ciertas a velocidades cercanas o iguales a la velocidad de la luz, por efectos que se explican con la teoría de la relatividad propuesta por Albert Einstein. La velocidad de la luz en el vacío es una constante universal (c = 299.792.458 metros/segundo ó sea aproximadamente 300.000 km/segundo).

En la física relativista, se establece que el aumento de la velocidad de un cuerpo, genera perturbaciones tales como: expansión de la masa física, contracción del volumen y expansión del tiempo, de tal forma que solo las "partículas elementales" carentes de masa como son por ejemplo los fotones, pueden viajar a la velocidad de la luz. Este es un tema apasionante, que se estudia en la física cuántica y por ser materia de otra área de las ciencias exactas no exploraremos, debido a que el artículo que nos ocupa tratará sobre economía.

El ejemplo teórico del cuerpo con masa que se distorsiona cuando aumenta su velocidad hasta acercarse a la velocidad de la luz, lo cual podría generar un posible agujero negro y/o desintegrarse hasta convertirse en energía, de acuerdo a la famosa ecuación de Albert Einstein: Energía = Masa multiplicada por el cuadrado de la Velocidad de la luz, nos sirve para indicar que una solución racional, antes que fuera demasiado tarde para evitar el colapso, sería disminuir la velocidad del objeto, teniendo en cuenta que por la inercia, se necesita cierto tiempo antes que la velocidad regrese a niveles aceptables. Un problema existente, es que quienes viajan dentro del cuerpo que se distorsiona, no percibirían las perturbaciones y por tanto en vez de desacelerar a tiempo, podrían seguir acelerando hasta colapsar.

En este punto debemos definir el concepto de valor de un bien o servicio, como la capacidad de satisfacer necesidades. Para el caso del dinero, podríamos considerar que el valor del dinero está representado por su poder de compra de bienes y servicios, que satisfacen las necesidades de las personas. 

Ahora estableceremos El Primer Postulado de la Relatividad Monetaria: "El valor del dinero es inversamente proporcional a la Liquidez Monetaria. Esto significa que el valor del dinero no es una constante absoluta, sino que es una variable dependiente de la cantidad de dinero existente en el mercado".

A continuación vamos a establecer El Segundo Postulado de la Relatividad Monetaria: "Teniendo en cuenta la escasez  del oro, podríamos considerar su valor intrínseco como una constante".

Basados en las observaciones del comportamiento de la economía en varios países y con evidencias empíricas, podríamos afirmar que algo similar a lo que ocurre en la física por efectos de la velocidad, lo percibimos en la economía por efectos de la expansión de la liquidez monetaria y lo formularemos  como, La Hipótesis de la Relatividad Monetaria: "Debido a que el valor del dinero es inversamente proporcional a la Liquidez Monetaria, esto significa que cuando la Liquidez tiende a infinito, el valor del dinero tiende a cero y por lo tanto, cuando los niveles de Liquidez Monetaria crecen de tal forma que se acercan a un “infinito teórico”, se producen efectos que hacen al modelo macro económico propuesto por Keynes, inoperante en el largo plazo. Esta distorsión se debe a una singularidad matemática que se presenta con la Oferta Agregada, que adquiere pendiente cero, por causa de la Ley de los Rendimientos Marginales Decrecientes y la pendiente de la Demanda Agregada tiende a infinito,  lo cual genera un colapso en la economía".

La reflexión que explica porqué "La Expansión de la Liquidez Monetaria es el Cáncer de la Economía", se expondrá en este artículo y también se propondrá una posible solución.

La economía mundial en la actualidad, se basa en dos pilares fundamentales, que aunque son considerados legales por todos los gobiernos del mundo, son deficientes y fraudulentos. Estos pilares son: el Dinero Fiduciario y la Reserva Fraccionaria, que se comportan como bombas de tiempo y por tal razón generan crisis económicas a largo plazo, que afectan adversamente a la humanidad y para ser solucionadas, se requiere la desactivación de esas amenazas potenciales de una manera ordenada, por parte de los gobiernos.

El Dinero Fiduciario es emitido por los bancos centrales de los países o zonas geográficas, sin que haya necesidad de tener activos tangibles que lo respalden, de forma que las autoridades de los bancos centrales, pueden imprimir ilimitada e infinitamente todo el dinero que deseen. Este dinero emitido por los bancos centrales constituye la Base Monetaria de los países o zonas geográficas.

Además de ese dinero primario de "alta potencia" emitido por los bancos centrales, existe una regla llamada Reserva Fraccionaria, en virtud de la cual los bancos comerciales, están autorizados a emitir un dinero digital, que no existe físicamente y que se abona a las cuentas bancarias de los clientes cuando se les otorgan créditos. Esto ocurre porque a los bancos comerciales solo se les exige mantener un porcentaje de los depósitos hechos por sus clientes, llamado Coeficiente de Caja, para atender los retiros de efectivo, de tal suerte que pueden emitir su dinero virtual, aplicando un multiplicador bancario, para generar montos que son varias veces superiores a la Base Monetaria. Tal multiplicador es inversamente proporcional al coeficiente de caja. La suma de estos dos tipos de dinero, genera una masa monetaria conocida como Liquidez Monetaria, que puede crecer infinitamente por voluntad de los bancos centrales.
Para el caso Euro, el coeficiente de caja es del 1%, generando un multiplicador bancario de 100, lo que significa que la Liquidez total podría llegar a ser 100 veces la Base Monetaria.

Los factores primarios de la producción son: la Tierra, el Trabajo y el Capital, que junto a factores adicionales tales como son la Tecnología, la Capacidad Administrativa y la Capacidad Empresarial, constituyen las variables fundamentales, que determinan la Oferta Agregada de bienes y servicios y/o el Producto Interno Bruto de un país (PIB).

Una característica que tienen todos los factores de la producción es que son: finitos, limitados o escasos, excepto por el capital, debido a que el dinero con que podemos adquirir los bienes de capital puede llegar a ser infinito, justamente por la existencia del Dinero Fiduciario y los Créditos otorgados con el sistema de Reserva Fraccionaria.

Al dejar a la variable Liquidez crecer infinitamente para adquirir bienes de capital, mientras las demás variables permanecen relativamente constantes, se crea una distorsión en la economía que se puede explicar por la Ley de los Rendimientos Decrecientes, lo que implica que al llegar a un determinado valor del PIB, con más inyección de capital producimos cada vez menos y se llega a un punto en el largo plazo, donde la Oferta Agregada se convierte en cero y la Demanda Agregada se convierte en una línea totalmente vertical que se conoce como Demanda Agregada totalmente inelástica y es aquí donde se producen las recesiones económicas crónicas e insensibles, que no responden a ningún tipo de estímulo de política monetaria ni fiscal.

Una vez alcanzado el punto crítico, la Demanda Agregada disminuye por la existencia de sobre endeudamiento de consumidores, inversores y gobiernos y como también la Oferta Agregada disminuye, se genera: escasez, inflación, desempleo y disminución del PIB, debido a que los inversores de la economía real, de forma racional tratan de proteger el valor de sus patrimonios, refugiándose en activos tangibles tales como el oro u otras divisas, dejando de producir bienes y servicios.

Después de haber realizado el análisis anterior, podemos observar que para revertir los efectos de la recesión económica, la solución no es: devaluar la moneda, aumentar los impuestos, aumentar la deuda o expandir aún más la masa monetaria. Es necesario poner límites a la emisión de dinero fiduciario y reversar los efectos de la sobre emisión monetaria y el envilecimiento de la moneda por medios honestos, para lo cual se puede hacer lo siguiente:

1.  Retirar del mercado gran parte de la Base Monetaria emitida, reduciéndola a montos racionales, pero de manera diferente a como se ha venido haciendo tradicionalmente, que ha sido a través de venta de papeles de deuda en forma de bonos, debido a que con esto solo se logra ganar tiempo, pero le deja el problema de la deuda a los gobiernos y a las generaciones del futuro. Por tal razón en vez de vender papeles en forma de bonos, se deberán vender activos tangibles no estratégicos que pertenezcan al estado, con lo que además se evitará tener que pagar los intereses de los bonos y ese dinero obtenido debería ser esterilizado es decir, sacado de circulación.

2.   Limpiar los activos tóxicos de las carteras de crédito de los bancos, rematándolos de contado al mejor postor y asimilando las pérdidas incurridas.

3.  Exigir aumento de capital a los bancos y estimular las fusiones y absorciones de los bancos débiles, de tal forma que el índice de capitalización sea mayor al 50%.

4.   Aumentar el Coeficiente de Caja a por lo menos el 80%, con lo cual se logra contraer la expansión del crédito, que debería estar basado en el ahorro.

5.   Crear legislaciones que penalicen la especulación monetaria, la especulación con el oro y todo tipo de especulación con otros activos, debido a que está práctica espuria, se comporta como una variable distorsionante oculta en la función de producción, que afecta negativamente a la producción y a la inversión de la economía real, sin aportar valor agregado al PIB.

6.   Respaldar la moneda de la zona geográfica o el país con oro físico u otro activo tangible, para evitar las sobre emisiones de dinero sin respaldo. Esto representa el regreso del patrón oro, que a la vez servirá para controlar la inflación.

Un grave problema de respaldar las monedas con otras divisas fiduciarias (sin respaldo de activos tangibles), es que esas divisas no conservan su valor con el paso del tiempo y son afectadas por la inflación y/o devaluación inherentes a las expansiones monetarias de los países emisores de esas divisas, de acuerdo con el primer postulado de la relatividad monetaria.

Por citar solo un ejemplo, en el año 1971 una onza de oro costaba US$ 35, a la fecha 11-11-2012 en que estoy actualizando este artículo, una onza de oro se cotiza en US$ 1.730,80. Si efectuamos la siguiente operación ((1.730,80 - 35)/35)*100 = 4.845,14 %, esto indica una depreciación implícita del dólar americano de 4.845,14 % en 42 años, que a su vez implica la existencia de una depreciación promedio anual de 115,36 % y una depreciación promedio mensual de 9,61 %. Este fenómeno de pérdida de valor del dinero, envilece las monedas y genera inflaciones por factores exógenos en los países que tienen reservas en divisas fiduciarias.

Respecto al punto 6 anterior, relacionado con el regreso al patrón oro, hay algunas observaciones, tales como que no existe suficiente oro físico en el mundo y por tanto el precio del oro se dispararía o que hay algunos países cuyas reservas están principalmente en divisas y sus posiciones en oro son pírricas.

Solo por citar cuatro de los países con bajas posiciones en oro, relativas a sus totales de reservas, indicaremos las reservas en toneladas y el porcentaje que representan de sus reservas (Fuente: International Financial  Statistics  a Julio 2012) :

Canadá      3,4 = 0,2%
Colombia 10,4 = 1,6%

Brasil      33,6 = 0,5%

China   1054,1 = 1,6%

Para solucionar el problema anterior, en el punto número 1 se está sugiriendo un método de reducción de la Base Monetaria, lo cual implica que las monedas nacionales se revaluarían respecto a sus reservas y esto compensaría en parte la existencia limitada de oro físico en sus reservas.

A continuación y solo con fines didácticos, vamos a tomar como ejemplo a un país con la economía más poderosa del mundo y cuya moneda actualmente sirve como respaldo a las monedas de otros países.

A efectos de realizar las operaciones matemáticas utilizaremos los datos de que se dispone en Internet en este momento; sin embargo si el lector tiene datos más precisos y actualizados, podrá obtener mejores resultados al efectuar el ejercicio:
Base Monetaria: 2.800.000.000.000 US$
Reservas en Oro: 8.133,5 Toneladas
Convertimos las toneladas en onzas troy:
(8.133,5 ton * 1000 kg/ton * 1000 gr/kg)/(31,1 gr/oz) = 261.527.331 Onzas Troy
Calculamos el precio de la onza troy:
 2.800.000.000.000 US$ / 261.527.331 Onzas Troy =  10.706,34 US$/Onza troy
Lo anterior nos indica que el precio de la onza troy para respaldar esa base monetaria con oro físico debería ser US$ 10.706,34.

Esto implica que habría un salto importante en el precio del oro; sin embargo si reducimos previamente la base monetaria a una sexta parte de la actual por el método sugerido en el punto 1, tendríamos que el precio de la onza troy sería US$ 1.784,39 que es un precio cercano al del mercado actualmente.

Al revalorizarse la moneda divisa, también se deberían revalorizar las monedas de los países que tienen sus reservas respaldadas con otras divisas fiduciarias, de modo que los argumentos mencionados en contra del regreso al patrón oro quedarían sin efecto.

Es importante que gobiernos, políticos, economistas y la gente pensante en general, comiencen a abrir sus mentes, para entender que hay que modificar los modelos empíricos que colapsaron y estudien estas soluciones monetarias y financieras como la propuesta, debido a que una vez que se han aplicado todas las herramientas de política fiscal y monetaria, con casos extremos como tasas de interés menores o iguales a cero o flexibilizaciones cuantitativas recurrentes, ya no es mucho lo que queda por hacer, excepto que a algún “iluminado irracional” se le ocurra inventar una guerra mundial, para de manera egoísta resolver el problema económico de su país o del mundo, aunque destruya a gran parte de la humanidad, como ocurrió en el pasado con las guerras de Napoleón Bonaparte a finales del siglo XVIII  y comienzos del siglo XIX y con las dos guerras mundiales del siglo XX, que produjeron millones de víctimas inocentes y la destrucción de Europa. 
También se espera que la investigación y las nuevas tecnologías, aporten soluciones a esta clase de problemas, como ha venido ocurriendo desde la revolución industrial hasta la fecha, con el apoyo de investigadores e ingenieros, que buscamos la paz, el bienestar y el progreso de la toda la humanidad.

Resumiendo: La Hipótesis de la Relatividad Monetaria propuesta en este artículo, nos indica que como el valor del dinero es inversamente proporcional a la Liquidez Monetaria, de tal forma que a medida que aumentamos la liquidez, el valor del dinero tiende a cero, por lo tanto la expansión ilimitada de la Liquidez Monetaria, genera distorsiones en la economía que la hacen colapsar. Algunos ejemplos: USA, Europa, Japón y Francia durante la revolución francesa (1789-1799).

Se invita a los especialistas en economía y a toda la gente pensante en general, a emitir: críticas, observaciones y sugerencias, de tal forma que con sus valiosos aportes, esta hipótesis pueda ser refutada o convertida en una teoría.  

Para los curiosos de las ciencias exactas, he incluido a continuación un anexo, con la "Expresión relativista de los parámetros básicos de física (magnitudes)" que se mencionan en este artículo y que muestran claramente, que: masa, tiempo y longitud, que en el pasado se creían constantes, son variables dependientes de la velocidad de los cuerpos y/o partículas. Esto obliga a redefinir todas las ecuaciones de la física clásica, que contengan estas magnitudes físicas, para considerar los efectos del movimiento, teniendo en cuenta que a velocidades bajas esos efectos se podrían despreciar. 








































Alejandro Uribe: Economía y Política
Ingeniero, Consultor de Empresas e Investigador

Publicación inicial:     Sábado, 01 de Septiembre de 2012
Última actualización: Sábado, 07 de Septiembre de 2013

miércoles, 20 de junio de 2012

Cómo Evitar Crisis Económicas y Políticas, Disminuyendo el Riesgo Moral


En la teoría económica, existe un concepto llamado el Riesgo Moral, que se origina al realizar una transacción, donde podría haber Asimetría de la Información; esta Asimetría, significa que las partes involucradas, no poseen los mismos conocimientos respecto a la transacción realizada, pudiendo una de esas partes manejar información incompleta o errada, que lo lleva a tomar decisiones no óptimas.

Los nombres que se dan a las partes que intervienen en la transacción son: El Agente, quien es el ente activo y El principal, quien es el ente pasivo de la transacción.

La Selección Adversa está relacionada con la calidad del bien o servicio transado, mientras que el Riesgo Moral, se vincula con el comportamiento presentado por el Agente dentro de la relación establecida, debido a que al ser desligado o exonerado de la consecuencia de sus actos, podría en el futuro modificar su forma de comportarse, que sería diferente a si tuviera que ser responsable  de afrontar las consecuencias de sus acciones y decisiones.

Una característica importante en el concepto de Riesgo Moral, es que el comportamiento del Agente no es fácilmente observable o verificable por el Principal, lo que origina conductas irregulares en el Agente, que afectan el resultado esperado de la transacción.

Por otra parte  el Agente toma decisiones que afectan al Principal, sin que él agente se vea expuesto a los efectos de sus decisiones, es decir el Principal le otorga al Agente una autoridad o poder, sin una contrapartida de responsabilidad de su parte.

Esta teoría está sustentada por modelos matemáticos que no abordaremos en este artículo, debido a que escapan del alcance del blog.

Existen gran cantidad de situaciones donde podemos observar estos conceptos y a continuación trataremos de explicar los enunciados anteriores, utilizando para ello ejemplos de cuatro áreas diferentes:

Área de Seguros:

Supongamos como sería el comportamiento de un individuo que compra un vehículo nuevo, pero no toma una póliza de seguro, que lo ampare por pérdida total, responsabilidad civil y defensa penal. En este caso y en condiciones normales, este Agente asume un conjunto de conductas prudentes que le permiten salvaguardar su vehículo, no dejándolo estacionado en un sitio público, donde exista posibilidad de que sea robado  y además se cuida de no cometer infracciones de tránsito, debido a que debe responder en caso de accidente, con su patrimonio personal o incluso cumpliendo condenas en una cárcel.

Quizás este mismo Agente, si hubiera adquirido las pólizas de seguro apropiadas, relajaría su comportamiento en lo que respecta a la seguridad y las normas recomendadas de tránsito vehicular, debido a que siente que la compañía de seguros lo liberará de sus obligaciones en lo económico y lo defenderá en cualquier juicio incoado en su contra. Este nuevo comportamiento relajado asumido por el Agente, es lo que se denomina un Riesgo Moral y la compañía aseguradora no puede anticipar la forma en que actuará el individuo adquiriente de la póliza de seguro, para clasificarlo como de mayor siniestralidad, aumentarle la tasa a cobrar y ofrecerle una póliza de más amplia cobertura o en última instancia negarle la aprobación de la misma (Selección Adversa).

Área Religiosa:

En este caso tenemos los sacerdotes y ministros de las iglesias con tendencias pederastas de las diferentes religiones, que valiéndose de su posición de guías espirituales (Agentes), abusan de la confianza de sus feligreses (Principales) y cometen actos impropios con los menores de edad, que no realizarían si no estuvieran protegidos por sus superiores, quienes en la mayoría de los casos ocultan los hechos ilícitos e inmorales y envían a otras parroquias a sus Agentes, donde vuelven a reincidir en sus prácticas, en vez de tomar medidas más radicales, que castiguen y desalienten este tipo de conductas (Riesgo Moral).

Los aspirantes a sacerdotes y ministros de las iglesias cuando ingresan a las instituciones donde reciben instrucción, no revelan sus desviaciones (Información Asimétrica) y por tal razón son aceptados en los seminarios y escuelas de formación de ministros religiosos (Selección Adversa).

Área Política:

Ahora podemos analizar el caso de los países democráticos y los gobernantes elegidos por el pueblo. En este caso el Principal es el pueblo y el Agente es el gobernante, quien cuando era candidato, no revelaba sus verdaderas intenciones o tendencias, ni las de sus asesores y promotores (Información Asimétrica).

La Asimetría de la Información esta dada por el hecho de que al pueblo los políticos le ofrecen durante las campañas electorales planes de gobierno llenos de propuestas difusas y promesas, que en la mayoría de los casos son irrealizables, no se entienden o lo que es peor, una vez que el gobernante es elegido, se rodea de equipos de asesores y colaboradores que no tienen la suficiente experiencia, conocimiento, ética o capacidad y se empiezan a tomar acciones erradas en diferentes campos, que afectarán sensiblemente a los ciudadanos, a sabiendas de que una vez que sus períodos de gobierno terminen, no responderán por sus decisiones, aunque estuvieran equivocadas o fueran fraudulentas.

Al no existir en los países una oposición política fuerte que haga contraloría de tipo social, florecen los vicios y las perversiones ocultas tales como: deseos de permanecer infinitamente en el poder, tráfico de influencias, corrupción, nepotismo, clientelismo, despilfarro del erario público, sobre endeudamiento, donaciones de los dineros y riquezas de la nación y malos negocios que afectan la calidad de vida de la gente y el futuro de las generaciones del país.

Quizás un caso interesante a considerar de malos negocios para un país, ocurrió en España en el año 2007, el cual consistió en que “La máxima autoridad monetaria española vendió casi la mitad de sus lingotes en oro al mejor postor, por considerar el preciado metal una inversión anacrónica e innecesaria”. Esta venta de 240 toneladas se hizo a precios cercanos a US$ 700 la onza y representó el 46%  de sus reservas en oro. Cabe destacar que en este momento la onza de oro se cotiza a más de US$ 1600 y existen muchos bancos centrales de diferentes países del mundo, que están aumentando sus posiciones en oro, para protegerse de la sobre emisión de monedas divisa, que son fiduciarias.

Otro ejemplo menos reciente de malos negocios, también ocurrió en España durante la guerra civil en 1936. El mal negocio para el país consistió en el canje hecho por el gobierno comunista español de 510 toneladas de oro, por armas y pertrechos suministrados por Rusia. Este hecho histórico es conocido como el oro de Moscú.

Podríamos preguntarnos hoy si los responsables de estas decisiones económicas (los Agentes) recibieron algún tipo de sanción por parte del pueblo español (el Principal) y quizás la respuesta es que no fueron debidamente sancionados, con lo cual es posible que los nuevos Agentes que llegan al poder sigan realizando negocios malos o fraudulentos para el país.

Estas situaciones de poder y autoridad sin la debida responsabilidad, se repiten en cada uno de los países sin que las personas que toman las decisiones equivocadas sean castigadas debidamente, lo cual produce una patente de corso para ¿equivocarse? de manera crónica, por no buscar la asesoría adecuada y el consenso en la toma de decisiones estratégicas para los países, llegando en algunos casos a tomar medidas inconsultas a espaldas de los intereses de las naciones, que se enteran parcialmente y a posteriori de los hechos consumados (Información Asimétrica).

Área Financiera:

En relación a la actividad bancaria, también podemos distinguir este tipo de Riesgo Moral, debido a que los Principales son los depositantes y los accionistas de los bancos. Estos últimos contratan a los administradores que son supuestos especialistas, que fungen como Agentes y que toman decisiones de alto riesgo que comprometen el patrimonio y el pasivo que se les entrega, otorgando créditos y haciendo inversiones indiscriminadamente, debido a que el dinero real no les pertenece y cuentan además con montos virtuales para otorgar créditos, que en el caso de la zona euro es actualmente 100 veces la base monetaria, debido a que el coeficiente de caja es del 1%. Si por alguna razón algún banco quiebra, el Banco Central emite más moneda fiduciaria para dar auxilios financieros o comprar deuda, creando sobre ofertas de liquidez e inflación, para que los depositantes puedan recuperar al menos una parte de su patrimonio, así sea en moneda devaluada y depreciada y para que los otros bancos puedan cobrar sus deudas.

Con el sistema de reserva fraccionaria y con un coeficiente de caja del 1% en el caso euro, de cada 100 depositantes que fueran a un banco a retirar sus depósitos, el banco podría devolver el dinero completo a 1 solo cliente, a menos que recibiera inyecciones de liquidez del BCE, debido a que el grueso de la masa monetaria está representada por créditos e inversiones en papeles de deuda.

Normalmente a las instituciones bancarias se les efectúan auditorías semestrales por parte de firmas auditoras, generando balances e informes de auditoría que son revisados por los accionistas y/o publicados en los periódicos para revisión de los depositantes, pero que no reflejan en su totalidad las deficiencias existentes en las instituciones, puesto que en algunos casos los balances son maquillados (Información Asimétrica).  Por supuesto las firmas de auditoría, tampoco responden por la calidad de su trabajo cuando los bancos quiebran y continúan auditando a otras instituciones financieras, como si no hubiera pasado nada. 
   
Conclusión:

Después de revisar los ejemplos anteriores se podría deducir, que una forma de evitar las crisis económicas y políticas de los países, es establecer leyes que sean menos tolerantes con los Agentes, de manera que a quien se le entrega el poder y la autoridad, responda a sus Principales de ser necesario, con su patrimonio y su libertad y que se le pueda inhabilitar para la ocupación de cargos en el futuro, logrando minimizar el Riesgo Moral generado por los agentes, que deberían actuar más responsablemente, al saber que serán penalizados y que no siga ocurriendo lo que pasa actualmente, cuando algún funcionario ha fallado en el ejercicio de sus funciones, que se le vuelve a elegir o a asignar otro cargo más alto, quizás con más poder y mejor remunerado, quedando así impune su mala gestión anterior.

Existe una regla tácita en el campo de la medicina, por la cual si un médico cometió mala praxis comprobada y a raíz de ello ocasionó la muerte de algún paciente, este médico no puede seguir atendiendo a otros pacientes, sino que debería cambiar de ocupación, por el bien de la colectividad, lo cual debiera ser aplicable a cualquier otro tipo de actividad humana, más aún en las áreas económicas o políticas principalmente, por el impacto que representan sus actos sobre las poblaciones de los países.

Aunado a lo anterior continúa vigente la recomendación de buscar un sustituto a los sistemas de reserva fraccionaria para el otorgamiento de créditos y la emisión de dinero fiduciario (sin respaldo de activos tangibles), para que sean cambiados por sistemas financieros y monetarios más honestos, que permitan la disciplina en el gasto y el consumo, favorezcan el ahorro y la inversión real y generen la prosperidad económica del género humano sin ningún tipo de distinción. 

Ampliar la sugerencia relacionada, en el enlace siguiente: http://auribe-economia-y-politica.blogspot.com/2012/03/el-credito-bancario-y-sus-perversiones.html


Alejandro Uribe: Economía y Política
Ingeniero, Consultor de Empresas


Miércoles, 20 de Junio de 2012

http://auribe-economia-y-politica.blogspot.com/ 

jueves, 22 de marzo de 2012

El Crédito Bancario y sus Perversiones

El Banco Central de un país o de una zona geográfica, es una autoridad monetaria independiente de los gobiernos, cuyas funciones fundamentales son: mantener la estabilidad de los precios, preservar el valor de la moneda y propiciar la solidez del sistema financiero del territorio controlado por dicha entidad.

El Banco Central es el ente responsable de manejar la política monetaria, usando como variable la cantidad de dinero, para controlar y mantener la estabilidad económica del país o de la zona geográfica y para lograr sus objetivos utiliza herramientas tales como son: modificaciones a la tasa de interés bancaria, variación del Coeficiente de Caja, operaciones de mercado abierto, emisión de billetes y acuñación de monedas entre otras.
La Masa Monetaria (MM) está formada por la cantidad de dinero total existente en moneda nacional para un país. Dicha masa constituye los medios de pago y tiene dos componentes que son la Base Monetaria y los Agregados Monetarios. Estos conceptos se definen a continuación: 
1. La Base Monetaria (BM) es el dinero compuesto por todos los billetes emitidos y monedas acuñadas por el Banco Central, que son de curso legal. Este medio de pago, es el que en condiciones normales y en última instancia, debería ser el dinero que el Banco Central estaría obligado a redimir y a respaldar con oro, divisas u otros activos tangibles.
2. El Circulante (M1) es un agregado monetario que  se obtiene de sumar a la Base Monetaria (BM) los depósitos a la vista, que son las cuentas corrientes (cuentas con cheques).
3. La Liquidez (M2) es otro agregado monetario que se forma de sumar al Circulante (M1) los depósitos de ahorro y los depósitos a plazo.
4. La Liquidez Ampliada (M3) también es un agregado monetario que se obtiene de sumar a la Liquidez (M2)  las cédulas hipotecarias.
Las definiciones de los agregados monetarios anteriores, podrían tener algunas pequeñas diferencias, dependiendo de cada Banco Central y del tipo de productos bancarios utilizados en cada país.

Los bancos son instituciones comerciales que facilitan la intermediación financiera, aceptando los depósitos de los ahorristas y prestando a los consumidores e inversores, el capital requerido, a través de créditos que en principio estimulan a la economía de los países, cobrando intereses por el capital prestado y comisiones por los servicios ofrecidos.
En el mercado monetario existen dos tipos de dinero: el dinero primario o dinero de alta potencia, que es la Base Monetaria emitida por el Banco Central y el secundario, que es el generado por los bancos comerciales, cuando otorgan créditos y los abonan a las cuentas de sus clientes; este dinero secundario físicamente no existe, solo es un asiento contable y por lo tanto es un dinero virtual; que se representa como un campo de saldo, en un registro, de una base de datos, en un computador, de alguno de los bancos existentes.
La mayor parte de la gente cree, que el único ente autorizado para emitir dinero es el Banco Central de su país, pero no saben que los bancos comerciales de cada nación,  generan sin respaldo de dinero primario o real, varias veces la cantidad de dinero que emite el Banco Central.
Lo anterior ocurre porque los gobiernos a través de sus Bancos Centrales, han autorizado a los bancos comerciales, para utilizar una figura llamada la Reserva Fraccionaria, que consiste en que debido a que se considera que los depositantes no van a retirar simultáneamente todo su dinero, solo les exigen mantener reservas líquidas para responder por un porcentaje llamado  el Coeficiente de Caja (CC)  o Encaje Legal, que puede fluctuar por ejemplo entre  1% y 20%, de tal forma que pueden otorgar créditos por montos varias veces superiores a los depósitos hechos con el dinero real de la Base Monetaria, generando masa monetaria adicional, en virtud de un Multiplicador Bancario (MB). Estos conceptos se expresan matemáticamente con las siguientes fórmulas:
Multiplicador Bancario = 1/Coeficiente de Caja
MB = 1/CC
Masa Monetaria = Base Monetaria * Multiplicador Bancario
MM = BM * MB

Para entender las afirmaciones anteriores, vamos a suponer que en un país el Coeficiente de Caja es del 10%, que un cliente deposita 1.000 dólares de sus ahorros en su cuenta y que ese es todo el dinero de la Base Monetaria existente en ese país;  el banco debe reservar solo 100 dólares y puede prestar 900 dólares al primer cliente que le pida un crédito, depositando ese monto en la cuenta del prestatario, a quien le entrega una chequera. Pero al llegar un segundo cliente a pedir crédito, como tiene un depósito nuevo de 900 dólares hecho para el prestatario anterior, ahora reserva 90 dólares y presta 810 dólares, que deposita en la cuenta de este segundo prestatario; si llegara una tercera solicitud de crédito, debería reservar 81 dólares y abonar a la cuenta de este tercer cliente 729 dólares  y así continúa otorgando créditos sobre los depósitos virtuales anteriores, mientras que la Masa Monetaria sea menor o igual a Base Monetaria por Multiplicador Bancario  o sea MM = 1000 * (1/0,1) = 10.000 dólares. En este caso el multiplicador bancario es 10; pero en el caso de la zona euro, si el Coeficiente de Caja fuera el 2%, el Multiplicador Bancario sería igual a 1/0,02 = 50; es decir la base monetaria se multiplicaría por 50.  

Para el ejemplo anterior, eso significa que se generaron 9.000 dólares de Masa Monetaria nueva de la nada, debido a que no salieron de dinero real emitido por el Banco Central; solo fueron producto de un artificio contable.
En otras palabras, con el depósito real de un cliente por 1.000 dólares, el banco pudo prestar hasta 9.000 dólares, lo que significa que incrementó el circulante (M1) y la liquidez (M2) del sistema financiero en nueve veces más de lo había emitido el Banco Central. Estas operaciones son efectuadas por todos los bancos y por tal razón se genera una expansión monetaria basada en los créditos otorgados y no en la Base Monetaria.
Ahora vamos a analizar las implicaciones perversas de esta forma de otorgar créditos, con el sistema de reserva fraccionaria, que es similar a un Caballo de Troya y que es utilizado por todos los bancos actualmente. Esta metodología no se basa en el ahorro real, sino que se parece más a un esquema piramidal o del tipo esquema Ponzi, debido a que al expandirse la oferta monetaria de forma tan abrupta, para poder colocar la liquidez y no tener depósitos ociosos, se relajan los controles requeridos al otorgar créditos y se reducen al mínimo las tasas de interés. Cabe destacar que el sistema de reserva fraccionaria, también es aplicado al mercado especulativo de los demás activos, tales como el oro, donde se negocian altas cantidades que no existen físicamente, logrando manipular los precios en beneficio de los especuladores.


Perversiones observadas:

1.  Al bajar las tasas de interés pagadas a los ahorristas, se desestimula el ahorro y al tener créditos baratos, se estimula el aumento del consumo y de la demanda agregada; pero si no hay aumento de la oferta de productos y servicios, se generan presiones alcistas en precios y costos, lo hace que se dispare la inflación.

2.  Al existir alta Liquidez en el mercado monetario, los gobiernos se endeudan con fines populistas, para cubrir sus déficits fiscales ocasionados por burocracias improductivas y por gastos excesivos. La falsa e insostenible prosperidad generada por el gasto fiscal, logra que algunos gobernantes sean reelegidos, pero en el mediano y largo plazo, los gobiernos nuevos no pueden pagar sus deudas, cayendo en defaults y debiendo adoptar medidas impopulares de austeridad para salir de sus crisis.

3.   Los empresarios de la economía real, con la euforia de los créditos fáciles y baratos, se endeudan para invertir en proyectos sin hacer estudios de mercado apropiados. Estos proyectos una vez concluidos no generan la rentabilidad suficiente, debido a que no pueden colocar sus productos o servicios puesto que no existe la demanda que esperaban, por ser una prosperidad generada por una burbuja financiera insostenible, generando quiebras e impago a los proveedores y a los bancos acreedores.

4.   Los empresarios de la economía especulativa se endeudan para comprar: deudas soberanas, divisas o deuda denominada en divisas y empiezan a solicitar a los gobiernos la devaluación de su moneda para poder pagar los créditos con moneda envilecida,  alegando que la moneda está sobrevaluada, debido a que se basan erróneamente en la relación entre la Liquidez, que es excesivamente alta  y las reservas en divisas, para obtener una tasa de cambio inflada, en vez de hacer la relación entre la Base Monetaria y las reservas en divisas. Algunos deudores huyen del país sin pagar sus deudas, afectando a los bancos prestamistas.

5.   Debido a la alta demanda de divisas por la expansión crediticia, los bancos centrales queman sus reservas internacionales, tratando de preservar el valor de la moneda y se endeudan en moneda extranjera, pero al final se ven obligados a devaluar y a establecer controles de cambios.

6.   La gente se endeuda para consumir y comprar activos que después no pueden pagar y por lo tanto las garantías son ejecutadas por los bancos que se llenan de activos tóxicos que no pueden colocar, llegando en ocasiones a quebrar.

7.  Al ocurrir la quiebra de empresas y haber despidos en la administración pública, se generan altas tasas de desempleo y pobreza, teniendo los gobiernos que aumentar los impuestos o seguir endeudándose para crear programas de asistencia social que ayuden a los más afectados.

8.   Para mantener la estabilidad del sistema financiero y auxiliar a los bancos en problemas, el Banco Central aumenta la Base Monetaria, emitiendo más dinero sin respaldo, para dar auxilios financieros a los bancos, generando más liquidez e inflando más la burbuja financiera.

9.  La historia ha demostrado, que las crisis económicas se comportan cíclicamente, casi como una función sinusoidal y cuando  debido a la recesión que generan, se aproximan a su punto de inflexión máximo, producen como resultado: inestabilidad social, inestabilidad política, altos niveles de delincuencia, guerras civiles o incluso guerras contra otros países. Después de mucha hambre, sufrimiento, muerte y una vez asimilada la lección, si los gobiernos son sensatos y toman las medidas apropiadas, la crisis  económica comienza a ceder, llega a su punto de inflexión mínimo y se empieza una nueva etapa creciente de prosperidad. Estas lecciones en vivo de la economía real, son olvidadas con el tiempo y por esa razón los ciclos se han repetido por generaciones, a lo largo de la historia de la humanidad.      
Vistas las perversiones anteriores, se puede concluir que con el uso del sistema de reserva fraccionaria para el otorgamiento de créditos, a los Bancos Centrales se les dificulta cumplir a cabalidad con sus objetivos fundamentales, que eran: mantener la estabilidad de los precios, preservar el valor de la moneda y propiciar la solidez del sistema financiero.

Como si todo lo anterior fuera poco y en estos tiempos extraños, donde se ha cambiado el trabajo honesto por la especulación, la virtud del ahorro por la utilización del crédito y donde se castiga a quien se dedica a la economía productiva y se premia al especulador, existe una norma relacionada con el índice de capitalización bancaria, que se define como la relación entre el monto del capital & patrimonio y  el activo sujeto a riesgo, que facilita la creación de entidades financieras. Dicho índice de capitalización según los estándares aceptados internacionalmente, solo debe ser mayor al 8%, lo que implica que con muy poco capital se puede iniciar un negocio bancario, que podría utilizarse para hacer negocios crediticios  poco ortodoxos, que beneficien a sus dueños a través de la creación de empresas especulativas. Muchos de esos bancos débiles, son los primeros en caer al ocurrir las crisis financieras.

Una forma de controlar los efectos perversos de la expansión del crédito, es  eliminando el sistema de créditos basados en la reserva fraccionaria y haciendo que los créditos se otorguen basados 100% en el ahorro real de los clientes y en el capital y patrimonio de los bancos, de forma que el Multiplicador Bancario sea menor o igual a la unidad y solo se preste dinero de la Base Monetaria, pero manteniendo una reserva líquida apropiada, para atender los retiros de efectivo de sus clientes. Por otra parte se debe considerar el regreso al patrón oro, anclando la moneda nacional a este activo, para que  exista una disciplina monetaria que no permita emitir dinero sin respaldo, lo que protegería al país y a su gente de un posible crack de las monedas divisa, debido a la sobre emisión de dólares, euros y yenes, que son monedas fiduciarias; es decir que no están respaldadas por ningún tipo de activo tangible.

Infortunadamente existe mucha ignorancia sobre estos temas en la gente pensante, en los intelectuales, en los administradores y hasta en los economistas y por tal razón los gobiernos son manipulados por asesores de especuladores financieros y políticos de ideas retrógadas, que como encantadores de serpientes les colocan una venda en los ojos y los hacen fracasar en sus buenos propósitos. Ojalá los nuevos gobiernos de las naciones obtengan el conocimiento y tengan la sabiduría, la visión y la fortaleza, para que puedan tomar las decisiones económicas  y políticas racionales, apropiadas y sensatas, en beneficio de los países, buscando el bienestar y la prosperidad de sus gentes, que son lo realmente importante.

Alejandro Uribe: Economía y Política
Ingeniero, Consultor de Empresas 

Jueves, 22 de Marzo de 2012

jueves, 26 de enero de 2012

Cómo Salvar a un País de su Crisis Económica

Antes de comenzar con el tema de este artículo, debo dejar claro que considero a la democracia, como la mejor forma de gobierno para un país y que no estoy de acuerdo con la alineación a ninguno de los tipos de pensamiento político, ya sea capitalismo, socialismo o totalitarismo, porque cada una de esas tendencias ideológicas, podría tener algunas características buenas y otras perversas, donde las buenas inciden para bien, en el gobierno de las naciones y en el nivel de bienestar de sus pueblos y satanizarlas de forma dogmática, sería una insensatez.

Por otra parte he tomado como ejemplo a un país y parte de su historia monetaria, para evitar que este artículo sea solo una fábula, en vez de un caso real de análisis, que indicará como evitar y superar los errores de los gobernantes de otras naciones del mundo, quienes caen en crisis económicas, sin perder de vista que cada país tiene sus propias fortalezas y debilidades y que en la economía, por ser una ciencia inexacta basada en observaciones empíricas, no hay recetas universales rígidas para resolver los problemas.

El país elegido para este artículo es Venezuela, que es una tierra de gracia, con abundancia de recursos naturales tales como: climas moderados, costas, ríos, tierras fértiles, oro, petróleo, gas, hierro, aluminio, mezcla de razas, gente laboriosa y mujeres bellas, entre otras cosas. En pocas palabras, Venezuela es un paraíso, donde el denominador común debería ser la prosperidad de su gente y no una tragedia de Tántalo.  Adicionalmente solo relataré los hechos monetarios más relevantes al artículo, desde comienzos del siglo XX hasta el día de hoy, para no cansar al lector con demasiados detalles.

En 1918 el general Juan Vicente Gómez, quien era presidente de la nación, estableció una ley de la moneda, para emitir el Bolívar-Oro, anclando la moneda nacional al oro, al establecer una equivalencia de 0,29 gramos de oro por cada bolívar emitido y donde el ciudadano podía cambiar en el banco sus billetes por oro físico, debido a que los bancos estaban autorizados para imprimir billetes, siempre que mantuvieran en sus bóvedas las reservas de oro necesario para respaldar el papel moneda. Además de este acierto, Juan Vicente Gómez pagó las deudas externa e interna, algunas de las cuales venían desde tiempos de la independencia y evitó endeudarse, con lo cual se logró una primera independencia económica, que sentó las bases de la futura democracia y el progreso en el país, apalancado por el principal recurso natural que representa el petróleo y asesorado por lo mejor de la intelectualidad de su época.

Con la creación del Banco Central de Venezuela (BCV) en 1939, la emisión del papel moneda y la acuñación de monedas de metal, pasaron a ser responsabilidad del BCV, quien también estaba obligado a mantener las reservas en oro en sus bóvedas, que eran requeridas para respaldar las emisiones de papel moneda, de manera estricta.

En 1974 el presidente Carlos Andrés Pérez, reformó la ley del BCV y quizás de buena fe, pero mal asesorado en materia monetaria, tomó la decisión de cambiar el anclaje del bolívar que había sido el oro desde 1918, por el anclaje del bolívar al dólar, que para ese momento era ya dinero fiduciario, después del desconocimiento de los acuerdos de Bretton Woods en 1971,  por parte de presidente norteamericano Richard Nixon y a partir de ese momento, a pesar del incremento del precio del barril de petróleo, después de la crísis petrolera de 1973 y aunque  se nacionalizó el petróleo en 1976, se comenzó a relajar la relación existente entre las reservas en divisas en el BCV y la cantidad de moneda nacional emitida y así empezaron a aparecer los primeros síntomas de la alta inflación, que ha arruinado al país y su gente hasta el día de hoy, producto de las devaluaciones, los endeudamientos y las emisiones de dinero inorgánico, que los economistas keynesianos recomendaron a todos los gobiernos sin excepción y que estos aceptaron independientemente de su pensamiento político.

Cabe destacar que la inflación junto con las medidas económicas erradas que la generan, se convierten en un Leviatán perverso, que produce la gran cantidad de males que aquejan al país y a su gente, dentro de los cuales están la pobreza crítica, el desempleo, la escasez de productos, el hambre, la delincuencia, la inseguridad, la especulación y la corrupción.

Las políticas económicas erradas, son aplicadas hasta la fecha sin que haya protestas y bajo la justificación engañosa de que con esto se logrará aumentar y diversificar las exportaciones no tradicionales o que estas medidas son tomadas para obtener fondos para  gastos sociales, que mejoren el nivel de vida de la gente, pero la realidad es que con ellas, quienes más se benefician son:  los peculadores del erario público, los especuladores financieros, los bancos y los deudores, sin importar que se destruyan los ahorros, la inversión, el empleo y las empresas de la economía real, con una inflación creciente y una incertidumbre, que crea el clima perfecto para potenciar la especulación financiera y con el agravante del daño moral que se causa a la empresa privada, a quien le resulta mejor negocio hacer manejos monetarios con las divisas, que dedicarse a la producción de bienes y servicios.

Los políticos y los gobiernos a su vez creen erróneamente que esas medidas los benefician, pero no se dan cuenta que también pierden su capital político representado por su popularidad y terminan despreciados y olvidados por su pueblo, quien solo busca una nueva elección, para cambiar de gobierno, con la mala suerte de que en algunos casos el nuevo gobierno resulta peor que el anterior.

En Febrero de 1983, el presidente Luis Herrera hizo la primera devaluación de la moneda, después del anclaje del bolívar al dólar y de ahí en adelante han ocurrido devaluaciones, controles de cambio, reconversión monetaria, emisiones de moneda sin respaldo, emisiones de deuda y creaciones de leyes de ilícitos cambiarios entre otros, que han sido un paraíso para la especulación financiera y que además se han convertido en más combustible para alimentar al monstruo de la inflación y la corrupción, llevando a la ruina económica del país.

Una preocupación existente del ciudadano común en este momento, es que ningún precandidato de la oposición para la elección el 12/02/2012, quien competirá para la presidencia de la república en Octubre del mismo año, ni la Mesa de Unidad Democrática (MUD) que agrupa a la oposición, ni el candidato del Gobierno, hablen sobre el tema de fortalecer la moneda, que junto con el aumento de la producción petrolera y en el futuro, con el rescate de la agricultura y la industria, serán las únicas medidas que permitirán generar la prosperidad y la confianza en el país, que todos desean.

También preocupa el hecho de que los precandidatos y candidatos actuales de todas las tendencias políticas, que aspiran a convertirse en gobernantes en el año 2013, sean asesorados por economistas sesgados, que quieran seguir aplicando las mismas recetas económicas fracasadas del pasado, las cuales solo han favorecido a los especuladores financieros.

Adicionalmente los periódicos del país, que pregonan tanto la libertad de expresión, no tocan estos temas, ni permiten que las personas que hacen comentarios relacionados a los mismos, hagan referencias a enlaces de este tipo de blogs, que ayudan a los lectores a visualizar todas las aristas del problema económico del país.  

Sería muy beneficioso que los actores de la economía real, los políticos, los economistas y el gobierno, trataran con rigurosidad el tema económico del fortalecimiento de la moneda, regresando al anclaje del bolívar al oro y devolviendo la autonomía al BCV, para que cumpla su función de conservar el valor del signo monetario, en vez de ofrecer dádivas graciosas para paliar la pobreza y el desempleo, debido a que esas dádivas son acciones populistas de corto plazo, que deben ser temporales puesto que serán ineficaces e insostenibles en el tiempo.

Quiero hacer hincapié que solo con el fortalecimiento de la moneda, la disciplina monetaria y fiscal y el incremento de la producción petrolera, se iniciará una nueva etapa para que la gente reciba el beneficio de las resultas petroleras, en una forma diferente a las dádivas gubernamentales, debido a que habrá inversión, ahorro y trabajo de calidad de manera sustentable.

Si el anclaje del bolívar al oro implantado por Juan Vicente Gómez se hubiera mantenido en el país, teniendo en cuenta que hoy una onza troy de oro se cotiza en US$ 1.721,10 en fecha 26/01/2012 a las 13:00, hora en la que estoy escribiendo este artículo, los 0,29 gramos equivalentes a un bolívar-oro usado en Venezuela desde 1918 hasta 1974, valdrían US$ 16,04 lo que a la tasa de cambio oficial actual de 4,30 Bs/US$  significa Bs. 68,97. Para ser más claro, con un bolívar-oro de principios del siglo XX se podrían comprar hoy 16,04 dólares americanos. Hoy para comprar un dólar, se requieren 4,30 bolívares, que es el tipo de cambio oficial.

Venezuela cuenta con minas de oro y reservas de oro en el BCV, de aproximadamente 400 toneladas, que representan un legado y el ahorro de generaciones anteriores, quienes tomaron esas previsiones sensatas, para salvaguardar el patrimonio de los venezolanos, de futuras crísis económicas y que ahora servirían para el anclaje del nuevo bolívar al oro. Adicionalmente el país posee reservas de petróleo y gas, que permitirían financiar su presupuesto por 300 años.

Se espera que en un futuro no muy lejano, el gobierno que salga elegido en las elecciones del 07 de Octubre de 2012,  tenga la visión y la voluntad política para tomar las medidas monetarias y fiscales apropiadas, basadas en el petróleo y en el regreso al patrón oro,  lo que creará las bases sólidas para obtener la verdadera independencia económica y el fin de la inflación, la pobreza y la especulación financiera, que han sido las plagas que han azotado al país desde hace 4 décadas.

A continuación se muestra un gráfico histórico con la relación existente, entre la inflación en Venezuela y los patrones oro y dólar entre 1918 y 2011.



Como se puede observar en el gráfico anterior, mientras el bolívar estuvo anclado al oro, la inflación estuvo la mayor parte del tiempo por debajo del 11%, tendiendo a cero y en algunos casos fue negativa, presentándose el fenómeno conocido como deflación, que es lo opuesto a la inflación; es decir que los costos y los precios de los productos bajan, lo que representa un aumento del salario real para los trabajadores.

Nótese que una vez ocurrido el anclaje del bolívar al oro en el año 1918, la inflación fué de 3,3%, pero debido a los efectos de la postguerra relacionada con la primera guerra mundial, en el año 1919 la inflación fué de 16,60% y en 1920 fué de 15,50%, sin embargo el gráfico muestra una pendiente negativa, que  en 1921 llevó a la inflación a tener un valor de 24,80% negativo. El pico observado en la década de 1940, se explica por el impacto de la Segunda Guerra Mundial que ocurrió entre 1939 y 1945 y además por los efectos de la postguerra, lo cual generó escasez de productos e inflación a nivel mundial. La variación mostrada entre 1949 y 1950, se explica por el método de calcular la inflación, al cambiar la fuente de datos de Asdrúbal Baptista al BCV.

Desde 1950 y hasta 1972, la pendiente de la curva es casi plana y el valor de la tasa de inflación  fluctúa alrededor de cero. En Octubre de 1973 ocurre la llamada crísis del petróleo, que produce inflación a nivel mundial y que explica el pico observado en 1974 de 11,84%, cuando se abandonó el patrón oro. A partir de 1974 y hasta hoy, el comportamiento de la inflación ha sido errático y en la mayoría de los casos de más de dos dígitos, mostrando su pico más alto de 103,24% positivo en 1996.

El anclaje del bolívar al oro se mantuvo vigente desde 1918 hasta 1973 por 56 años y durante ese período la inflación promedio fué de 1,30%, lo que significa que la mitad del ahorro se destruía cada 77 años, ceteris paribus; mientras que el patrón dólar ha estado vigente desde 1974 hasta hoy, pero como los datos disponibles llegan hasta el 2011, son 38 años para efectos del cálculo, así tenemos que bajo este patrón, se ha generado una inflación promedio de 27,30%, lo que implica que la mitad del ahorro se destruye cada tres años y medio, ceteris paribus. Hay que tener presente que sin ahorros no hay inversión y que un cambio de gobierno sin cambió de políticas económicas, representa más de lo mismo.

Debido a que con una inflación anual promedio del 27,30%, la mitad de los ahorros se destruye cada tres años y medio, convirtiéndose en cero con el paso del tiempo, a continuación vamos a analizar los impactos de la inflación para el país:

1. La gente no puede ahorrar para dar una cuota inicial que le permita comprar activos duraderos, como por ejemplo una vivienda digna y termina construyendo ranchos.

2. Una forma de proteger los ingresos es endeudarse y consumir, no pudiendo ahorrar para cubrirse en caso de una enfermedad, cuando se queden desempleados o en la edad de retiro.

3. Las empresas tienen problemas laborales por la exigencia de los sindicatos para obtener mejores sueldos y salarios, haciendo que algunas cierren, generando desempleo.

4. Los costos de producción aumentan y con ello los precios, generando acaparamiento y especulación con los productos.

5. Las empresas para proteger sus patrimonios se endeudan para comprar moneda extranjera y aplauden las devaluaciones que sirven para licuar sus deudas, convirtiéndose en especuladores monetarios, dejando de generar empleos y producir bienes y servicios, generando escasez.

6. Los bancos relajan sus políticas crediticias, para colocar el exceso de liquidez monetaria y algunos quiebran; de tal forma que deben ser auxilados por el estado, quien emite más dinero inorgánico para pagar a los depositantes y debido al factor multiplicador bancario, por cada nuevo bolívar de la base monetaria que se deposite, se generan otros 9 bolívares adicionales, con cada crédito otorgado, incrementando nuevamente la liquidez en el mercado financiero y generando más inflación.

7. Los gobiernos crean leyes de control de cambios, control de precios y de ilícitos cambiarios que son ineficaces y producen burocracia, corrupción, cierre de empresas y fuga de capitales.

8. La gente que está desempleada o gana muy poco, tiene pocas opciones para sobrevivir que son entre otras: la economía informal, la delincuencia, la corrupción o los subsidios por parte del estado.

9. Al estado para financiar los gastos burocráticos y sociales no le alcanzan los impuestos ni los demás ingresos y termina repitiendo el ciclo de: Devaluar, Emitir dinero inorgánico y Endeudarse, generando más inflación.

El análisis anterior con datos históricos de 94 años (casi un siglo), nos conduce a establecer la afirmación, de que el anclaje del bolívar al oro, fué y será la mejor forma de controlar los niveles de inflación de Venezuela y con ello estabilizar la economía. A pesar de lo obvio  de esta verdad, los economistas de pensamiento keynesiano, siguen tratando inútilmente de resolver los fenómenos inflacionarios, aplicando devaluación, endeudamiento y emisión de dinero inorgánico, debido a que sería un cisma para ellos aceptar que John Keynes se equivocó en sus teorías macroeconómicas, que solo funcionan en el corto plazo y se volvió a equivocar cuando recomendó a los paises del mundo, abandonar el patrón oro.


Alejandro Uribe: Economía y Política
Ingeniero, Consultor de Empresas 


Jueves, 26 de Enero de 2012
 
http://auribe-economia-y-politica.blogspot.com/