lunes, 19 de diciembre de 2016

El Equitativismo una Teoría alternativa al Keynesianismo y al Monetarismo

Consideraciones Preliminares:

La humanidad ha tenido necesidad de entender y gobernar los fenómenos relacionados con las actividades propias de la economía, cuyo objeto como ciencia social, es estudiar la forma de organizar la sociedad, para generar los servicios y bienes económicos que son escasos, considerando los procesos de: producción, distribución, comercialización y consumo, que satisfagan las necesidades del ser humano de forma sostenible en el tiempo.

Sin embargo, la historia nos ha enseñado que la economía, vista como un conjunto de actividades humanas, se comporta de manera cíclica y es rebelde e impredecible, pasando por períodos de expansión y depresión, que han generado sufrimiento a los ciudadanos y en algunos casos guerras en diversas naciones y en diferentes épocas, cuando todo falla.

A pesar de haber existido muchas mentes brillantes que han dedicado gran cantidad tiempo y esfuerzo tratando de entender las leyes que rigen a la economía y cómo predecir su comportamiento futuro, todavía hoy las naciones no han podido lograr que los ciclos económicos sean suaves y no terminen con colapsos catastróficos y lentas recuperaciones.

Para estabilizar y recuperar las economías colapsadas, hay que revertir las políticas económicas, que produjeron dichos colapsos. Esas políticas se basan actualmente, en la aplicación de dos teorías predominantes confrontadas entre sí, y que aunque contengan muchas verdades relativas, en la práctica han demostrado que son incompletas y fracasan en el mediano y el largo plazo.

A continuación se expone un breve resumen y un análisis de las dos teorías predominantes en la actualidad, que son muy respetables pero ineficaces y además se propone una nueva teoría económica alternativa:


El Keynesianismo:

Esta teoría sugiere la fuerte intervención del Estado para aplicar políticas fiscales y monetarias, en el control de indicadores macroeconómicos tales como son: la tasa de inflación, la tasa de desempleo y la tasa de crecimiento del PIB, manejando las variables que componen la Demanda Agregada (DA), función que se puede expresar mediante la fórmula siguiente:

DA = C + I + G + X

Dónde:

C = Consumo de los hogares.
I  = Inversión de las empresas.
G = Gasto del gobierno.
X = Exportaciones netas.

De acuerdo a esta teoría, si se desea aumentar el PIB y por ende expandir la Oferta Agregada, se debe incrementar la Demanda Agregada, mediante la aplicación de políticas fiscales como son: disminución de los impuestos para que las familias dispongan de más dinero y crezca el Consumo y por otra parte aumentando el Gasto del gobierno.

Desde el punto de vista monetario, hay que disminuir la tasa de interés para que haya más Inversión del sector privado y aumentar la Liquidez monetaria, para que el gobierno pueda financiar el Gasto público.

Por otra parte, desde el punto de vista cambiario, sugiere devaluar la moneda para favorecer las exportaciones.

Según la teoría keynesiana, la aplicación de estas medidas en el sentido indicado anteriormente, también genera incremento de la tasa de inflación y disminución de la tasa de desempleo (curva de Phillips o relación inversa entre inflación y desempleo).

Por tanto, para disminuir la tasa de inflación habría que cambiar el sentido de las políticas fiscales y monetarias que hicieron crecer ese indicador, mediante la contracción de la Demanda Agregada, es decir, se debería: aumentar los impuestos para reducir el Consumo, aumentar las tasas de interés para contraer la Inversión, disminuir el Gasto público y revaluar la moneda.

El problema subyacente a la aplicación de estas reglas, es que justifican que los gobiernos gasten sin medida ni control e incluso que promuevan populismos y burocracias improductivas o permitan la corrupción, creyendo que con estas prácticas llevadas al límite, se hace crecer el PIB y el empleo, con lo que fuerzan a los bancos centrales a crear cantidades astronómicas de dinero irredimible de la nada y sin respaldo, mediante: la impresión de billetes, la acuñación de monedas y los depósitos creados por el otorgamiento de créditos por parte de los bancos centrales (generando con estas acciones la Base Monetaria) o peor aún, dándole una franquicia a las entidades crediticias comerciales, para usar una regla llamada reserva fraccionaria.

La reserva fraccionaria les permite a los bancos otorgar créditos con dinero virtual adicional que no existe físicamente y que no hace parte de la Base Monetaria, con lo cual se lleva a niveles exponenciales a la variable Liquidez, lo que constituye una de las razones de que exista alta inflación, por el crecimiento de la burbuja de Liquidez (no solo por los billetes impresos, sino también por los créditos otorgados por bancos centrales y comerciales) y a la vez por la disminución del PIB, debido a que cuando el dinero pierde su valor interno y externo, la Demanda Agregada crece por el Consumo, pero los factores de la producción pierden su interés en invertir y producir, por ser remunerados con una moneda sin valor, siendo que el Valor del Dinero, reexpresando la fórmula de Irving Fischer, se puede definir como:

V = PIB/Liquidez

Esta fórmula tan simple, nos muestra que si el PIB no crece en la misma proporción que crece la Liquidez, el valor del dinero tiende a cero, lo que genera singularidades que hacen colapsar a la economía de un país. Ver la explicación científica de este postulado en: Teoría de los Efectos de la Liquidez Monetaria Sobre la Demanda y Oferta Agregadas

Adicionalmente, otras formas de financiar el gasto público desmedido, con la esperanza de lograr incrementos del PIB, son: el endeudamiento que compromete el futuro de las nuevas generaciones a quienes se les traspasa la responsabilidad de pagar un dinero que sus antecesores gastaron o malversaron, el aumento exagerado de los impuestos, lo que produce la contracción del Consumo, por la voracidad fiscal para sostener burocracias improductivas o corrupción y por último la devaluación permanente de la moneda, que lleva al envilecimiento de los salarios reales de los ciudadanos y termina generando inflación y recesión, que a su vez conducen a hambrunas, a escasez y a miseria, que generan protestas, las cuales son reprimidas por la fuerza bruta y concluyen con el desprestigio de los gobiernos y su pérdida de popularidad.


El Monetarismo:

Es la otra teoría económica predominante, proviene de la escuela Austríaca, fue creada por Milton Friedman y sus postulados se basan en recomendar el reemplazo de las políticas monetarias sugeridas por el keynesianismo, usando reglas monetarias más sencillas, de manera que las autoridades monetarias aumenten la cantidad de dinero en circulación de forma regular y estable de acuerdo con el crecimiento económico, lo cual es muy deseable, pero aun así el incremento permanente de la oferta monetaria y la existencia de la reserva fraccionaria por parte de los bancos comerciales, conduce también a Burbujas de Liquidez.

Por otra parte, en esta teoría adquiere relevancia la frase tomada del francés “Laissez faire et laissez passer, le monde va de lui même = dejen hacer, dejen pasar, el mundo va solo” que conduce al libre mercado, sin ningún tipo de regulación por parte de los gobiernos, lo cual a pesar de ser muy deseable es una utopía que solo funcionaría en un mundo ideal, porque en la naturaleza humana existen debilidades, que hacen perder el sentido de la Equidad a la gente y así aparecen perversiones tales como la especulación, que si no se controla, genera también inflación y lo peor es que los productores reales, al ver que hacen más negocio quienes especulan que quienes producen, opten por dejar de producir, con lo cual se contrae el PIB, lo que también genera inflación.


Además, otra perversión con esta teoría, es la creación de controles solo para algunos y el libre mercado para muy pocas castas privilegiadas apoyados por políticos corruptos, que pueden hacer lo que se les ocurra, excluyendo a las grandes mayorías, lo cual conduce hacia la corrupción, que también produce inflación. Tal es el caso de aberraciones como son el control de cambios y el rentismo, que consiste en pedir créditos, comprar divisas u otros activos y licuar las deudas con devaluaciones e inflación, estafando a: ahorristas, trabajadores y productores, sin producir ningún beneficio útil a los países.


La Paradoja:

Pareciera a primera vista, que estas afirmaciones sobre la generación de inflación por causa de la expansión exponencial e irracional de Liquidez no son totalmente verdaderas, debido que: Japón, UK, USA y la Zona Euro mantienen inflaciones cercanas o menores al 2% o incluso deflaciones y están permanente expandiendo la Liquidez de manera ilimitada; pero lo que ocurre es que al ser sus monedas consideradas como únicas monedas de reserva mundial, son aceptadas "por ahora" por todas las economías del mundo y por lo tanto se podría considerar que el PIB para esas naciones,  es toda la producción mundial, debido a que pueden importar todos los bienes y servicios que deseen, solo imprimiendo ilimitadamente billetes sin respaldo tangible y otorgando créditos sin regulaciones adecuadas, expandiendo así temporalmente su Oferta Agregada, pero teniendo: altos índices de desempleo, recesión, deflación, tasas de interés negativas, PIB que no crece, deudas irredimibles, inmigraciones no deseadas y otras distorsiones de tipo económico y social, por haber caído en una trampa de Liquidez, creyendo ingenuamente que han encontrado la fuente eterna de riqueza, con un dinero falso por ser irredimible.

Adicionalmente a los fenómenos perversos anteriormente mencionados, también la inflación de esos países emisores de reservas, se transfiere hacia los países productores y exportadores de materias primas y otros bienes transables, que no son emisores de monedas de reserva, cuyo dinero es devaluado permanentemente, para tratar de hacer sus exportaciones competitivas, arruinando a sus ciudadanos con salarios reales pírricos, que en algunos casos extremos llegan a situaciones de neo esclavitud o haciendo que sus connacionales se vean obligados a emigrar hacia otros países, en busca de mejores niveles de vida, aunque en algunos casos terminan perdiendo su vida.


Por otra parte se debe considerar que actualmente hay intentos de eliminar el dinero en forma de billetes o monedas, con diversas justificaciones (control de terrorismo, control de narcotráfico, control de contrabando, control de corrupción, etc), para reemplazarlo solo por dinero digital, sustituyendo el manejo de los volúmenes exorbitantes de papeles sin valor, por registros digitales, con lo cual se benefician únicamente quienes emiten dinero, ya sean los bancos centrales o los bancos comerciales, porque el señoreaje que es la diferencia entre el valor nominal y el costo de papel y tinta en el caso de los bancos centrales o todo el valor nominal, más los intereses cobrados en el caso del dinero generado por los créditos de los bancos comerciales, se convierte en ganancia absoluta para los emisores de dinero, con el riesgo subyacente de que al no existir el dinero en forma física, esta deficiencia sea usada para: confiscar, expoliar, extorsionar, excluir o esclavizar a los ciudadanos mediante el sistema de pagos por razones políticas o de otra índole, creando una forma de dominación económica sobre las poblaciones, como lo son en la actualidad los controles de cambios y la satanización de la posesión de divisas, para que los sistemas financieros sigan inmersos en la trampa de Liquidez que han creado, lo cual es insostenible.


La historia ha demostrado que cuando la economía de los países colapsa y cuando todo falla, los gobernantes terminan culpando a los demás de sus errores, marginando a diversos sectores de sus connacionales y haciéndole la guerra a sus poblaciones o a otras naciones.


La Propuesta es El Equitativismo:

Como criticar las teorías existentes, que han sido producidas por la investigación, el esfuerzo y el ingenio de nuestros ilustres predecesores, sin aportar soluciones es actualmente muy común, no quisiera hacer parte de esa mala práctica y por lo tanto, habiendo sido testigo presencial de los efectos que no podían anticipar los brillantes economistas del pasado por ser situaciones impredecibles, a continuación presentaré algunas sugerencias mínimas desde un punto de vista diferente, para estabilizar con equidad las economías colapsadas, teniendo en cuenta que estas sugerencias podrían constituir una aproximación, para postular una nueva Teoría Económica alterna que llamaré el “Equitativismo”, como un concepto derivado de la palabra Equidad, entendiendo que la Equidad es Justicia con Igualdad y Libertad, lo que constituye una virtud que implica no tratar de favorecer solo a unos en detrimento de los otros.

El decálogo de acciones económicas de estabilización sugeridas por esta nueva teoría son:

1. Rescatar y mantener el valor de la moneda nacional (V), de tal forma que la relación {V=PIB/Liquidez} sea constante e independiente del tiempo, lo cual implica promover el incremento racional de la producción y ajustar la Liquidez en función del PIB, para permitir que la oferta monetaria total aumente o disminuya y mantener siempre una inflación cercana a cero, con una moneda de valor estable.

Esta es la primera acción indicada para revertir malas praxis monetarias anteriores y así defender y recuperar la economía de una nación, si se tiene en cuenta la existencia del axioma que indica "si quieres destruir a un país, comienza por  corromper su moneda".

2. Usar la compra venta de moneda extranjera como herramienta eficaz complementaria para ajustar la Liquidez.

3. Respaldar la moneda nacional con activos tangibles tales como son el oro, la plata y/o el petróleo, lo que implica eliminar el concepto de dinero fiat, debido a que ahora el dinero sería totalmente redimible. Esta acción se tomó en el pasado, para reconstruir economías colapsadas, después de la revolución francesa, creando el franco de oro y después de la segunda guerra mundial con los acuerdos de Bretton Woods, respaldando al dólar de USA con oro.

4. Mantener la relación {Liquidez/BaseMonetaria = 1}. Esto significa eliminar el uso de la reserva fraccionaria y por ende que todo el crédito se otorgue solo con dinero de la Base Monetaria, que debe estar debidamente respaldada.

Por otra parte, es muy deseable hacer una recapitalización de los bancos comerciales, para mantener la relación {[(Capital+Patrimonio)/Activos] >= 0,5}.

Con estas acciones los bancos centrales podrán recuperar la capacidad de controlar de forma eficaz toda la oferta monetaria y generar disciplina al otorgar el crédito.

5. Entender, explicar y utilizar el concepto de magnitudes reales o relativas en vez de magnitudes nominales o absolutas, lo cual nos lleva a las siguientes 3 sugerencias adicionales.

6. Con un billete de por ejemplo 100 unidades monetarias, se debe poder comprar siempre un bien específico de la misma calidad y la figura de ese bien de referencia, debe estar impresa en el reverso del billete.

7. El salario mínimo real diario no deberá nunca estar por debajo de los dos kilos de carne de res de primera calidad, independientemente de su precio nominal, es decir que el salario real mínimo mensual, debe ser de al menos 60 kilos de carne bovina, para que el ciudadano pueda recuperar la energía vital, que necesita para ser productivo y esto blindará al salario real de los efectos de la inflación y de las devaluaciones.

8. El precio de un bien como por ejemplo la carne de res, debe usarse como índice para fijar los precios reales de los demás bienes y servicios y así poder trabajar con precios y salarios reales o relativos, que son los portadores de la información relativa a la escasez, en vez de seguir usando magnitudes nominales o absolutas, que solo confunden a los ciudadanos, al hacerles creer que montos con muchos ceros significan riqueza y éxito, lo que es una ilusión monetaria, hasta que logran percatarse muy tarde, que las cifras astronómicas nominales sin valor conducen a la ruina. Para esto se requiere que el precio real del bien de referencia como la carne de res, sea fijado con base en el estudio honesto de sus costos reales.

9. Cuando la Liquidez haya llegado a niveles racionales y en muy corto plazo, es necesario eliminar los controles de cambios, no satanizar la tenencia de divisas y permitir el uso de las cuentas en moneda extranjera en el país, que deben funcionar debidamente, sin restricciones y que las divisas circulen libremente, como cualquier otro bien, para que los ciudadanos que están fuera del país, puedan enviar las remesas a sus familiares y los ahorros en el exterior regresen y sean usados en beneficio de la nación, en vez de estar obteniendo intereses pírricos o negativos, pagando altas comisiones y corriendo riesgos en bancos inestables de paraísos fiscales o en otros países, donde las tasas de interés reales están cercanas a cero o son negativas y no lo pensarán dos veces para confiscar el dinero ajeno, con cualquier tipo de justificación.

10. Las fuerzas vivas de una nación se pueden clasificar en cinco grandes grupos que son: productores, distribuidores, comercializadores, consumidores y gobierno.

Como es necesario que exista equidad entre todas las partes, donde el gobierno a través de un diálogo conciliador y permanente, deba fungir de árbitro por excelencia, para polarizar la entropía de esas fuerzas vivas de: producción, distribución, comercialización y consumo, generando sinergia que se traduzca en las funciones de oferta agregada y demanda agregada, de tal manera que exista un equilibrio estable y precios reales equitativos, con salarios reales equitativos que deben ser revisados y corregidos con frecuencia al menos trimestral y se logre una economía saludable, basada en la producción racional de bienes, servicios y conocimientos, que son los elementos que constituyen la verdadera riqueza, prosperidad y bienestar de las naciones, debido a que el solo dinero per se, no es más que una metáfora de la riqueza, cuya función debería ser, constituir una unidad: de cuenta, de intercambio y de mantenimiento de valor, función que no se cumple a cabalidad, debido a que las teorías económicas actuales se sustentan en la pérdida permanente del valor del dinero, que le roba a los ciudadanos el fruto de su trabajo o inversión, lo que conduce a las crisis económicas cíclicas.

Nótese que esta nueva visión de la economía, de acuerdo a la teoría de juegos, ciencia que pertenece al área de la Investigación de Operaciones, coloca al sector gobierno como el árbitro por excelencia, en vez de ser el espectador pasivo del monetarismo o el jugador activo del keynesianismo, porque la economía debería ser un juego de suma no nula, donde todos ganan y no un juego de suma cero, donde lo que ganan unos lo pierden otros.


Un postulado monetario final:

Cuando exista un país que emita dinero que sea verdadera reserva de valor, respaldado con activos tangibles y sea un dinero redimible: el capital, el trabajo, el talento, los conocimientos, los bienes y los servicios fluirán y se establecerán en esa nación y por la ley de Gresham los ciudadanos atesorarán su moneda, repudiando las otras monedas sin valor.

Esta solución monetaria es la que deberían ofrecer los gobiernos sensatos a sus países, tal como ocurrió: durante el Renacimiento en Florencia con el Florín de Oro, después de la Revolución Francesa en Francia con el Franco de Oro, en Venezuela entre 1.918 y 1.973 con el Bolívar Oro y luego en USA después de la segunda guerra mundial con los acuerdos de Bretton Woods y hasta 1.971 con un Dólar redimible por oro.

Con esas monedas redimibles, se evitaban las aberraciones actuales que permiten crear dinero de la nada en cantidades astronómicas, lo que hace colapsar a las economías y arruina a los trabajadores y a los empresarios de la economía real, dejando a los países llenos de cinturones de óxido y de miseria.

Para concluir con una moraleja, tenemos la historia del brillante y respetado filósofo Aristóteles, quien defendió la teoría Geocentrista que estaba errada  y se requirió cerca de 2.000 años, para que Copérnico postulara la nueva teoría Heliocéntrica y Galileo confirmara que la tierra no era el centro del universo, con el uso del telescopio, a riesgo de perder su vida en la horca o la hoguera, al ser considerado un hereje, lo que nos indica que la humanidad no puede ser esclava de pensadores del pasado, por más brillantes y respetables que hayan sido, debido a que la verdad es relativa y por tanto debe ser cuestionada con el transcurrir del tiempo.


Alejandro Uribe: Economía y Política

Ingeniero, Consultor de Empresas e Investigador



Publicación Inicial:     Lunes, 19 de Diciembre de 2016
Última Actualización:  Lunes, 08 de Mayo de 2017

http://auribe-economia-y-politica.blogspot.com/

jueves, 5 de mayo de 2016

La Falsa Ilusión de los Salarios Nominales y los Precios Nominales

Para las personas en general, es muy fácil caer en ilusiones monetarias de corto plazo, por no entender la distinción existente entre los conceptos: magnitud real y magnitud nominal, con variables económicas tales como son: los precios, los salarios, las tasas de cambio y el PIB, entre otras variables relacionadas con la economía, debido a que en la naturaleza humana existe un falso axioma, que hace creer a la gente que "más es mejor".

Este principio se conoce en Economía, con el nombre de "supuesto de insaciabilidad", el cual distorsiona la ley de oferta y demanda, convirtiendo en una utopía la creencia de auto-regulación de precios de bienes y servicios, mediante las fuerzas naturales del mercado (oferta y demanda), lo que desencadena perversiones tales como: la especulación, el consumismo y la neo-esclavitud, entre otras distorsiones, siendo por ello necesario la participación activa de los gobiernos, en materia de regulación de precios y salarios para evitar situaciones, tales como las que ocurren con los oferentes de alimentos, quienes prefieren botar a la basura un alto porcentaje de estos bienes al llegar a la fecha de vencimiento, en vez de disminuir sus precios para que los ciudadanos los puedan adquirir.

Otra situación de falta absoluta de equidad y racionalidad económica, es la que se presenta en países, donde los salarios reales son tan precarios, que en algunos casos son menores a un dólar diario, lo que genera pobreza extrema, con un salario mínimo real mensual que representa solo 3 kilogramos de carne de res o menos y donde los gobiernos permiten y aplauden que los productores exporten los productos que la gente no puede adquirir, porque su salario no les alcanza ni siquiera para comprar una cesta alimentaria con bienes sustitutos inferiores, con lo cual los trabajadores no logran recuperar su energía vital, por alimentarse parcialmente solo de carbohidratos, sin incluir proteínas en su alimentación y de esta manera esos trabajadores sub-alimentados, no pueden ser productivos y terminan enfermando por desnutrición. Esta situación de irracionalidad económica, es conocida como neo-esclavitud.

Un ejemplo típico de la manipulación de las funciones de oferta y demanda que no siguen las fuerzas del mercado, se puede observar con las materias primas, donde los especuladores para obtener grandes ganancias con la fluctuación de los precios, ofrecen bienes que no existen, que se adquieren utilizando un dinero que no existe, lo que ocasiona una supuesta abundancia nominal, que arruina a los productores reales, quienes terminan dejando de producir, lo cual genera escasez por contracción de la oferta real (ejemplos: petróleo y oro).

Por la mala interpretación del uso del supuesto de insaciabilidad mencionado anteriormente, los oferentes de bienes y servicios tratan de incrementar sus precios ad infinitum, buscando la máxima utilidad y a su vez los consumidores se ven obligados a buscar el incremento de sus ingresos, siguiendo los aumentos de los precios nominales, lo que genera desequilibrios e inflación, la cual se mide actualmente con herramientas: inadecuadas, inexactas, manipuladas y desfasadas, como lo son el Indice de Precios al Consumidor (IPC) y el Deflactor del PIB.

Esta tendencia hace que los bancos centrales cada vez impriman e introduzcan más billetes al mercado o billetes de mayor denominación y que los bancos comerciales produzcan más dinero de la nada al otorgar créditos sin regulaciones ni límites, generando una liquidez monetaria exponencial, acción que por la ley del PIB marginal decreciente (la cual trataré en otro artículo) genera contracción del PIB, recesión y deflación o inflación (dependiendo de si el moneda del país es moneda de reserva o no).

Con estas acciones irracionales, las personas, las empresas y los países terminan: quebrados, arruinados y endeudados, mientras se le colocan cantidades astronómicas de ceros a las cifras que se manejan en la economía, creyendo ingenuamente que esto es riqueza.
  
Por tales razones, en vez de usar precios y salarios nominales que solo indican cantidades monetarias sin significado, es necesario entender y usar precios reales y salarios reales, los cuales se miden en relación al precio de otros bienes de referencia y son los verdaderos portadores de la información relativa a la escasez, para evitar que los incrementos de los salarios nominales, se conviertan en decrementos de los salarios reales y que los consumidores se endeuden cada día más, para poder compensar la caída permanente de sus salarios reales.

Esta confusión de conceptos en las magnitudes, podría aceptarse en personas comunes, pero no en muchos expertos-ignorantes pertenecientes a las ciencias económicas, quienes solo recomiendan siempre: incrementos de precios, aumentos de tasas de cambio (devaluaciones) o expansiones de liquidez de manera ilimitada, lo que sería similar a si los ingenieros, no supieran distinguir una magnitud escalar como son la masa o la energía, de una magnitud vectorial, siendo esta última la portadora de información tal como: módulo, dirección y sentido de magnitudes físicas como son: desplazamiento, velocidad, momentum, aceleración, fuerza, torque, etc.  

Como ilustración de lo dicho anteriormente, en vez de considerar un salario mensual nominal mínimo adecuado, como la cantidad de dinero que resulta de aplicar el índice de inflación a un salario mensual nominal anterior, sería más sensato establecer que el salario mensual real mínimo, se midiera como la cantidad de kilogramos de carne de res que se puede adquirir con ese salario mensual nominal.

Como un ejemplo teórico, podemos considerar la siguiente sugerencia: si para un país específico y para un año base de referencia, con un salario mensual nominal mínimo de 8.400 unidades monetarias [UM] se podía adquirir 120 Kilogramos de carne bovina a razón de 70 UM/Kilogramo, entonces se podría establecer que un salario mensual mínimo real fuera de 120 Kilogramos de carne de res, es decir 4 Kilogramos por día y por lo tanto los ajustes de salarios presentes y futuros deberían al menos mantener la capacidad de compra de esa cantidad de carne, independientemente de las variaciones de los precios nominales con el transcurso del tiempo. Por supuesto que los datos anteriores son un ejemplo general, porque la cantidad de kilos de carne que se fije como salario real mínimo dependen del país y de la concertación entre las partes involucradas, quienes deben buscar la equidad entre ellas.

A su vez los precios reales de los demás productos y servicios también deberían indexarse al precio del kilogramo de carne vacuna y todos los ajustes a precios y salarios se podrían hacer de forma periódica.

Esta sugerencia aplicada de manera consensuada entre: productores, trabajadores y gobiernos, mantendría un equilibrio estable y permanente entre los precios y los salarios, teniendo en cuenta que la auto-regulación de precios por oferta y demanda es una quimera que no se cumple y se requiere equidad tanto para productores como para consumidores, que deben aprender a distinguir la diferencia entre magnitud real y magnitud nominal, lo que a su vez genera: equilibrio, paz, bienestar, prosperidad y progreso para todos los actores de la economía de un país o zona geográfica.

En conclusión: el ingreso nominal es la cantidad de dinero que se recibe, mientras que el ingreso real es la cantidad de bienes y servicios que se puede adquirir con el dinero recibido. Por tanto, un incremento del ingreso nominal, no representa siempre un aumento del ingreso real y por esa razón, los incrementos nominales de precios y salarios sin una concertación honesta entre todas las partes involucradas, para mejorar o al menos mantener el poder adquisitivo que representa el ingreso real, solo generan ilusiones monetarias de corto plazo y más entropía económica.


Alejandro Uribe: Economía y Política

Ingeniero, Consultor de Empresas e Investigador



Publicación inicial:     Jueves, 05 de Mayo de 2016

Última actualización: Jueves, 15 de Septiembre de 2016

http://auribe-economia-y-politica.blogspot.com/

domingo, 6 de marzo de 2016

La Economía vista como un Sistema Dinámico Armónico

Si definimos a la heurística como un conjunto de métodos basados en experiencias anteriores, obtenidas al solucionar problemas de diversa índole, para entender y resolver otros problemas nuevos y muy complejos, entonces en este artículo utilizaré la heurística, aplicando algunas experiencias y conocimientos básicos de la física clásica, para ver a la economía, como si esta fuera un Sistema Dinámico Armónico.

En esta ocasión reforzaré la proposición que hice en otra oportunidad, en el artículo Efectos de la Liquidez Monetaria sobre la Demanda y Oferta Agregadas, para indicar una solución alternativa a las crisis económicas sistémicas y recurrentes a nivel mundial, que se generan en su mayoría por las malas prácticas monetarias, heredadas de las escuelas de economía Keynesiana y Monetarista que han fracasado, debido a que sus recomendaciones generan a mediano y largo plazo: quiebras de empresas, quiebras de sistemas financieros, quiebras de gobiernos, quiebras de países, que a su vez desencadenan perversiones tales como son: inflación o deflación, recesión, especulación, corrupción, escasez, desempleo, pobreza, hambrunas, sufrimiento, delincuencia, ruina de personas y naciones, que al final terminan produciendo guerras: civiles, regionales o mundiales, cuando el deterioro de la economía es de tal magnitud, que esta necesita ser reiniciada usando métodos bélicos, porque esas crisis no responden a ninguna política fiscal ni monetaria que se aplique, volviéndose totalmente insensibles a las políticas económicas tradicionales.

Dos de esas malas praxis de la economía actual son: la existencia del dinero fiduciario, que le permite a los bancos centrales emitir dinero  de forma infinita, sin respaldo de activos tangibles y la regla llamada reserva fraccionaria que autoriza a los bancos comerciales a generar dinero de la nada, sin límites ni regulaciones al otorgar créditos, muchos de los cuales se utilizan para especular, sin producir nada beneficioso para la economía.

Es muy interesante analizar la frase cuyo autor fue el barón Mayer Amschel Rotshchild (23-feb-1744, 19-sep-1812), fundador de la dinastía alemana de banqueros Rotshchild, quien dijo "Dadme el control de la moneda de un país y no me importa quién hace las leyes". Esta afirmación nos indica, que el verdadero poder de una nación lo tienen el banco central y el sistema financiero, en una proporción igual al porcentaje de Liquidez Monetaria que maneja cada uno, siendo que la mayor parte de la veces las autoridades del banco central son impuestas a los gobiernos por la banca nacional y/o internacional.

Por citar solo un ejemplo, en el caso de Venezuela que ha estado en crisis económica durante varios años, por malas praxis monetarias, que generan contracción en el PIB y expansión exponencial de Liquidez, para la fecha 11 de marzo de 2016 las proporciones de liquidez existentes eran: 40% el banco central y 60% la banca comercial, aunque hay países donde la proporción de liquidez que corresponde a la banca comercial es aún mucho mayor, a medida que el multiplicador bancario se aleja de la unidad.   

Para explicar la propuesta de una posible solución, utilizaré un modelo físico muy simple, llamado sistema masa-resorte, que se muestra en la siguiente figura:


Figura 1. Sistema Masa-Resorte

En condiciones ideales y sin considerar los efectos de la fricción del aire, en este sistema existen dos componentes: el resorte que tiene una constante de elasticidad "k", la cual depende de las características del material del que está hecho y de las dimensiones del mismo, lo que le permite responder en sentido contrario de las fuerzas externas aplicadas, generando una fuerza restauradora que es directamente proporcional a la distancia "x" que se desplace la masa, a partir del punto de equilibrio.

Esta fuerza restauradora generada por el sistema,  se puede calcular mediante la fórmula:


F1 = -kx

Donde "k" es la constante de elasticidad del resorte y "x" es la distancia desplazada, al aplicar una fuerza externa instantánea.

El otro componente es una masa "m" colocada en el extremo libre del resorte, que está sujeta a la fuerza ocasionada por la gravedad y que se calcula con la siguiente fórmula:


F2 = mg

Donde "m" es la masa o cantidad de materia que se coloca en el extremo del resorte y "g" es la aceleración de la gravedad.

Al aplicar una fuerza instantánea de compresión o extensión a la masa de este sistema y liberarlo, se genera un movimiento oscilatorio en dirección vertical (hacia arriba y hacia abajo), con una frecuencia "F" que indica la cantidad de oscilaciones o vibraciones por segundo [1/seg = Hz] y que se puede calcular con la siguiente fórmula.

Frecuencia en el Sistema Masa-Resorte


Donde "F" es la frecuencia de vibración natural en ciclos por segundo [Hz], "k" es la constante de elasticidad del resorte y "m" es la masa colocada en el extremo del resorte.

En condiciones ideales, si no hubiera pérdida de energía en forma de calor por los efectos de la fricción del aire, el movimiento oscilatorio sería eterno y con una frecuencia constante, debido a la ley de conservación de la energía, que transforma a la energía potencial en cinética y a la energía cinética en potencial durante cada ciclo, de manera permanente. Podemos deducir que la existencia de fricción en este sistema, genera una pérdida de energía en forma de calor, sin realizar un trabajo útil.

Aquí observamos que a mayor valor de "k", mayor es la frecuencia de vibración y a mayor valor de la masa, menor es la frecuencia de oscilación, lo cual implica que a medida que se aumenta la masa, se produce un movimiento más lento, hasta llegar a un punto en el cual la masa no se mueve al tener un valor muy elevado y peor aún, si se supera el umbral de respuesta de la fuerza restauradora del resorte, este se deforma y no vuelve a responder o incluso se rompe, haciendo que el sistema masa-resorte colapse.

Ahora veamos un gráfico relativo a la aplicación de una visión heurística para la economía, usando una analogía con el sistema masa-resorte anteriormente descrito, pero utilizando los elementos macroeconómicos: PIB Nominal, Liquidez Monetaria y Fuerzas del Mercado.


Figura 2. Sistema Liquidez Monetaria-PIB Nominal


En condiciones ideales y sin considerar los efectos de otras fuerzas espurias como la especulación, en este sistema existen dos componentes: la Liquidez Monetaria y el PIB Nominal, que depende de las características del país o región geográfica y de los factores de producción del mismo país o región, lo cual le permite que pueda responder en sentido contrario de las fuerzas externas aplicadas que son las fuerzas del mercado (oferta y demanda), generando una fuerza restauradora que es directamente proporcional al valor del PIB mismo.

Al estar el sistema sometido a las fuerzas del mercado, se generan ciclos económicos cuya frecuencia natural de oscilación, que ahora llamaremos con la letra "V" es igual a:

V = PIBNominal/LiquidezMonetaria

Siendo su unidad de medida [1/año].

Teniendo en cuenta que el "PIB Nominal" es la valoración a precios corrientes de los bienes y servicios finales, producidos dentro de un país o una zona geográfica, en un período que generalmente es un año.

La "Liquidez Monetaria" es el monto total que representan los billetes emitidos y las monedas acuñadas por el banco central (Base Monetaria), más un monto adicional de créditos otorgados por los bancos comerciales, quienes emiten dinero adicional virtual en forma de créditos, siendo que dicho monto es varias veces mayor al monto que emite el banco central, debido a una figura llamada reserva fraccionaria. Además esos créditos otorgados con dinero creado de la nada, generan intereses que hacen crecer aún más la liquidez monetaria con el paso del tiempo. 

Cuando el multiplicador bancario que es la relación entre la liquidez total y el dinero emitido por el banco central, es muy elevado, se generan burbujas crediticias que terminan haciendo colapsar al sistema financiero. 

En este modelo económico heurístico, observamos que a mayor valor del "PIB Nominal", mayor es la frecuencia de vibración de la economía y que a mayor valor de la "Liquidez Monetaria" o "Masa Monetaria", menor es la frecuencia de oscilación de la economía, lo cual implica que a medida que se aumenta la "Masa Monetaria", se nota un movimiento más lento de la economía, hasta llegar a un punto en que esta se detiene y peor aún, si se supera el límite de respuesta de la fuerza restauradora del sistema económico por exceso de Liquidez Monetaria, este se distorsiona, no vuelve a responder y colapsa. Por otra parte si la Liquidez se acerca a cero o no es suficiente, también la economía colapsa.

A diferencia del sistema masa-resorte donde "k" (constante de elasticidad) y "m" (masa) son constantes, lo cual hace que "F" (frecuencia) se mantenga constante, en el sistema económico, "PIB Nominal" y "Liquidez Monetaria" son variables, pero se deben monitorear y tratar de ajustar hacia arriba o hacia abajo en la misma proporción simultáneamente, para que "V" (frecuencia natural del ciclo económico) se mantenga constante con el paso del tiempo, lo que mantiene saludable la economía, sin inflación ni deflación, que sería lo indicado para evitar las crisis económicas.

Los efectos de la fricción en el sistema masa-resorte, son equivalentes a las fuerzas especulativas en el sistema económico, debido a que generan distorsiones por pérdida de energía y no producen ningún trabajo útil, sino grandes beneficios a los especuladores y sufrimiento a las poblaciones. Un ejemplo de pérdida de energía en la economía por la especulación, es la fijación de precios inalcanzables de los alimentos, que no responde a la oferta y la demanda, lo cual hace que estos caduquen, siendo necesario enviar a la basura diariamente millones de toneladas en todo el mundo, mientras los niños se mueren por desnutrición.

Solo para citar algunas de las perversiones típicas de la especulación, observemos que alteran el comportamiento de las fuerzas del mercado, mediante la manipulación de los precios, usando: ventas y compras de bienes que no existen, rumores para hacer fluctuar los precios a conveniencia y algunos modus operandi fraudulentos tales como: pedir créditos en moneda nacional, comprar divisas u otros activos, para luego a través del uso de "caballos de Troya" (supuestos expertos muy bien pagados, políticos ingenuos o corruptos y funcionarios eternos) promover devaluaciones y expansiones irracionales de liquidez, con lo cual el dinero pierde su valor real y por ende los créditos que obtuvieron se envilecen y así estafan y arruinan a los países ingenuos y a sus habitantes, con la mirada complaciente de los gobernantes de turno. Cabe destacar que ese dinero producto de la especulación y la corrupción, termina en los paraísos fiscales, sin producir nada útil a la economía.

La pérdida del valor del dinero por devaluación y expansión de liquidez sin aumento del PIB real, destruye el salario real de los trabajadores y confisca los ahorros y el capital de los inversores de la economía productiva, aunque estos últimos vean en sus estados financieros montos nominales mayores, sin darse cuenta que el valor real de esos montos es menor y en vez de utilidad están obteniendo pérdidas, porque la contabilidad se maneja con montos nominales, que generan falsas utilidades y por tal razón terminan en la quiebra.

Otra perversión usada por la especulación, consiste en crear términos eufemísticos para engañar a los tontos, tales como el llamado "dólar implícito", que consiste en mostrar la tasa de cambio de referencia de un país, como la relación Liquidez/ReservasInternacionales, con lo cual se pretende que el banco central respalde y redima un dinero que no hace parte de su pasivo, pues fue creado de la nada al otorgar créditos con dinero que no es parte de la base monetaria, que es el dinero realmente emitido por el banco central. 

Existen formas más eficaces de retirar la Liquidez excedentaria del mercado, que el uso de los bonos y los certificados de depósito, que sirven para retirar temporalmente parte de la liquidez, pero que al pagar intereses, hacen que la tendencia creciente de la masa monetaria continúe, creando burbujas de liquidez, que generan colapsos en la economía.

Otras formas más eficaces de retirar liquidez excedentaria del mercado son: disminución del multiplicador bancario hasta llegar a uno, venta de divisas, venta de activos tangibles no estratégicos, aplicación de impuestos a los activos ociosos, tasas de interés negativas para los depósitos, entre otros métodos.

Por otra parte, una manera de incrementar el PIB Real, es mantener el valor del dinero constante, evitando devaluaciones monetarias y mantenimiento constante el valor de la variable V mencionada anteriormente, que es la relación: PIBNominal/LiquidezMonetaria, que además de ser la frecuencia natural del ciclo económico, también se puede interpretar como el valor del dinero, debido a que con una moneda que mantiene su valor tanto externo como interno, los actores de la economía real pueden: racionalizar gasto y consumo, ahorrar, invertir y producir.

Resumiendo: la propuesta de solución eficaz a las crisis económicas-financieras sistémicas y recurrentes en todos los países, se basa en las siguientes cinco acciones:

1. Neutralizar la especulación en todas sus manifestaciones.

2. Respaldar la moneda con activos tangibles tales como el oro.

3. Reducir y mantener el multiplicador bancario cercano a la unidad.

4. Promover la producción nacional y la productividad.

5. Determinar y mantener constante la frecuencia natural (V) del ciclo económico del país, indexando la variable "Liquidez Monetaria" al "PIB Nominal", lo que mantiene saludable a la economía y la libera de inflación y deflación. Esta acción implica usar métodos eficaces para retirar o inyectar liquidez al mercado, en la misma proporción en que decrece o crece el PIB, para evitar un colapso del sistema económico, como el que ocurre con el resorte que se deforma o se quiebra, por el exceso de masa colocada.

Se debe tener en cuenta que la verdadera riqueza de un país, está representada por los bienes, servicios y conocimientos que pueda producir esa nación y por ende el bienestar y la prosperidad de sus habitantes, depende de la producción y productividad racional de: bienes, servicios y conocimientos, pues el dinero por si solo no es más que una metáfora de la riqueza y genera una ilusión monetaria de corto plazo y una falsa prosperidad.

Reflexión final: Las escuelas de economía actual, deberían producir "nominalmente" expertos que ayuden a resolver las crisis económicas sistémicas, pero "realmente" están generando especuladores que las agravan aún más y por tal razón debe hacerse una revisión de la economía como ciencia social, para que cumpla la función que debería tener y no convertir los sueños de las naciones en pesadillas.
   


Alejandro Uribe: Economía y Política

Ingeniero, Consultor de Empresas e Investigador



Publicación Inicial:      Domingo,  06 de Marzo de 2016
Última Modificación:    Miércoles, 13 de Abril de 2016